Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

El Ramadán es el noveno mes del año lunar musulmán, el mes de ayuno durante el cual los musulmanes practicantes tienen prohibido todo placer corporal, como comer, beber y fumar, desde el alba hasta el anochecer.. Las personas de edad avanzada y enfermas así como las mujeres encinta o criando no están obligadas a este ayuno, pero es posible que surjan problemas desde el punto de vista farmacéutico cuando se trata de tomar medicamentos, dado que muchos musulmanes no quieren hacer excepción dentro de su familia. Con frecuencia simplemente se interrumpen los medicamentos durante el día (sobre todo en caso de enfermedad crónica con síntomas poco relevantes, como hipertensión). Sería aconsejable insistir en las recomendaciones sobre esta materia, en particular en lo concerniente a formas orales, pero también a gotas oculares o substancias inyectables. Muchas enfermedades como el glaucoma, la poliartritis reumatoidea, la epilepsia, la diabetes o las micosis requieren la misma atención. Por seguridad vale más administrar productos que sólo se tomen una vez al día. La hora de administración debería tener en cuenta la interrupción del ayuno, al anochecer.. Habitualmente, después de la puesta de sol, durante el Ramadán, los musulmanes toman una comida ligera, pero muy rica en hidratos de carbono y, más tarde, otra comida más copiosa. Teniendo en cuenta estos hábitos alimentarios hay que procurar respetar los posibles efectos sobre la biodisponibilidad y la farmacocinética. Farmacéutico y paciente tendrían que encontrar una solución en común, eventualmente con ayuda de un médico. Si es necesario puede estar indicado recurrir a la opinión de un consejero Religioso islámico.
Palabras claves:
  • BIODISPONIBILIDAD
  • CONSEJOS
  • AYUNO
  • FARMACOCIENÉTICA

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.