Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

En la enfermedad de Alzheimer parece que existe una predilección para la destrucción de neuronas colinérgicas, observándose un déficit del neurotransmisor acetilcolina. Se postula que los agentes colinérgicos e inhibidores de la colinesterasa (tacrina, donepezilo) pueden ser beneficiosos para paliar este déficit. Los resultados obtenidos con la tacrina son contradictorios. Sus complicaciones incluyen elevación de las transaminasas hepáticas hasta en un 45% de los pacientes. El tratamiento con tacrina debe iniciarse con dosis de 40 mg/día (en 4 dosis) y no debe incrementarse hasta pasadas 6 semanas, a dosis de 80 mg/día. Pueden plantearse incrementos de dosis posteriores, con intervalos de 6 semanas hasta un máximo de 120-160 mg/día, según tolerancia y elevación de transaminasas. Los enzimas hepáticos deben monitorizarse durante los 4 primeros meses de tratamiento cada 2 semanas, control mensual los siguientes 2 meses y posteriormente cada 3 meses. El tratamiento debe suspenderse en caso de observarse una elevación de las transaminasas (ALT), cinco veces superior a lo normal. El donepezilo debe iniciarse a dosis de 5 mg/día, antes de acostarse (con o sin comida), después de 4-6 semanas se incrementa a 10 mg/día. Sus efectos adversos son náuseas, vómitos, diarreas y constipación. La monitorización hepática que requiere la tacrina encarece su tratamiento, especialmente en vista de los modestos resultados obtenidos. La administración del donepezilo (una vez al día) y el no asociarse casos de hepatotoxicidad, hacen que éste último sea una opción más coste-efectiva.
Palabras claves:
  • DOSIS
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • TACRINA
  • DONEPEZILO
  • COMPARACIÓN

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.