Digest

 

La Asociación Internacional para el estudio del dolor define el dolor como ""una sensación displacentera y una experiencia emocional asociadas a un daño tisular real o potencial"". La existencia de distintos tipos de dolor se explicaría por la identificación de 4 factores: - Nocicepción: detección del daño tisular por los transductores especializados. Estos transductores pueden estar influídos por cambios inflamatorios y neurales en su entorno inmediato. La restauración de la sensibilidad nociceptiva se consigue con fármacos como la aspirina, paracetamol y antiinflamatorios no esteroideos. - Percepción del dolor: se origina por un estímulo nocivo, como una lesión o enfermedad, o por lesiones en el sistema nervioso central o periférico. El dolor agudo se asocia incicialmente a una serie de reflejos específicos autonómicos y somáticos que desaparecen en los pacientes de dolor crónico. Conseguir que el dolor ocurra sin nocicepción no siempre es posible. El dolor causado por lesiones neurológicas no responde de manera eficaz a analgésicos como la morfina. - Sufrimiento: es la respuesta negativa inducida por el dolor, pero también por el temor, la ansiedad, el estrés, la pérdida de seres queridos y otros estados psicológicos. - Conductas de dolor. Es todo aquello que la persona hace o deja de hacer como resultado del dolor y el sufrimiento y en presencia de daño tisular. Son conductas observables y cuantificables, y junto a la anamnesis y el examen físico nos conducen a inferir la existencia de nocicepción, dolor y sufrimiento. Se describen tres tipos de dolor derivados de la combinación de los cuatro factores: - Dolor pasajero. Por activación de transductores en la piel u otros tejidos del cuerpo en ausencia de daño tisular. Es muy común en la vida diaria y raramente es causa de consulta médica. Se explicaría por un reflejo de protección de daños físicos o por un exceso de estrés de los tejidos. - Dolor agudo. Originado por una lesión en los tejidos corporales y la activación de los transductores nociceptivos en el lugar de la lesión. En su mayoría requieren asistencia médica. Las investigaciones se dirigen a prevenir y reducir el dolor y a acelerar los procesos de mejora acortando la duración de la lesión. - Dolor crónico. Originado por una lesión o enfermedad pero perpetuado por factores que pueden ser distintos a la propia causa del dolor. Se distingue del dolor agudo no sólo por la duración sino, principalmente, por la incapacidad del cuerpo de restaurar sus funciones fisiológicas para conseguir los niveles homeostásicos normales. Los pacientes buscan asistencia médica pero no siempre es posible encontrar un tratamiento eficaz. La combinación de distintos factores físicos y psicológicos conlleva la necesidad de intentar distintos tratamientos.
Palabras claves:
  • AGUDO
  • CRÓNICO
  • PASAJERO
  • LESIÓN
  • ANALGESIA
  • NOCICEPCIÓN
  • TRANSITORIO

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.