Digest

 

La cirugía es el tratamiento de elección en la incontinencia urinaria femenina por estrés. Se pretende fijar la musculatura pélvica para recuperar el mecanismo fisiológico de continencia. Existen más de 100 técnicas para corregir esta incontinencia usándose una u otra en función de factores previos como sería la existencia o no de anomalías en el cuello vesical-uretral, existencia de disfunción uretral pura, características de cada paciente, la edad,… En los últimos años lo que en cirugía se opta es a realizar esfínteres urinarios artificiales obteniéndose buenos resultados tanto en hombres como en mujeres con alteración o incompetencia del esfínter uretral. La experiencia en ancianos es escasa porque éste ha de tener la suficiente capacidad física y mental para manejar el dispositivo y conocer las principales complicaciones. Con la estimulación eléctrica se pretende aumentar la resistencia de la musculatura estriada pélvica y recuperar la función de soporte de estas estructuras. Es útil tanto para la incontinencia masculina como femenina. Los resultados obtenidos son óptimos. Con la inyección de sustancias expansoras de volumen es posible incrementar la resistencia uretral y/o del cuello vesical mediante inyección periuretral por vía endoscópica. Los expansores empleados son teflón, colágeno e incluso grasa autóloga. Los resultados obtenidos hasta ahora son variables, para mantener la eficacia debe realizarse periódicamente y se puede utilizar en ambos sexos.
Palabras claves:
  • EFICACIA
  • EXPERIENCIA
  • ESFINTER
  • ARTIFICIAL
  • EXPANSORES

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.