Digest

 

La esclerosis en placas suele empezar por crisis agudas, con una remisión completa entre las mismas. Posteriormente, la enfermedad puede evolucionar hacia una forma de progresión continua con o sin persistencia de fases agudas. El interferon-beta-1b es el primer medicamento indicado oficialmente en Europa para el tratamiento de estas formas secundariamente progresivas. En pacientes afectados por esta forma de esclerosis en placas, un tratamiento de 2 a 3 años reduce en un 8%, en valor absoluto, el número de pacientes que llegan a estar discapacitados y confinados a una silla de ruedas. Este resultado, muy tangible, justifica indiscutiblemente la prescripción de interferon-beta-1b a este tipo de pacientes. No obstante, quedan muchos problemas por resolver. No se sabe qué pacientes responderán al tratamiento. Asimismo se ignora si la posología evaluada (8Mio UI de interferón-beta-1b en días alternos, por vía subcutánea) es la óptima. Tampoco se sabe cual es la duración óptima del tratamiento. Además, cerca de una cuarta parte de los pacientes tratados presentan anticuerpos neutralizantes anti-interferon-beta-1b. La presencia de estos anticuerpos coincidiría con una disminución de la eficacia del interferon-beta-1b sobre el número de crisis agudas, pero no sobre la discapacidad. Este punto importante requiere investigaciones prospectivas rigurosas. También se tiene que evaluar a largo plazo, mediante un seguimiento de farmacovigilancia, la posibilidad eventual de que la aparición de estos anticuerpos aumente el riesgo de aparición de una enfermedad autoinmune u otra.
Palabras claves:
  • EFICACIA
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • RIESGOS
  • FARMACOVIGILANCIA
  • DURACION
  • DOSIS

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.