Digest

 

Los efectos adversos de las quinolonas son fundamentalmente a nivel gastrointestinal, y a nivel del sistema nervioso central. Entre las reacciones adversas gastrointestinales destacan náuseas y vómitos y a nivel neurológico se ha descrito malestar, somnolencia, debilidad, insomnio, inquietud, agitación, depresión, alucinaciones, trastornos visuales, psicosis y convulsiones. Estas reacciones adversas neurológicas parecen deberse a una estimulación del sistema nervioso central, suelen ser dosis dependientes y revierten tras la retirada del fármaco.. Aunque estos efectos adversos se han descrito en pacientes sin historia previa de convulsiones, parecen presentar más riesgo los pacientes con antecedentes de enfermedad neurológica. Por todo ello las quinolonas deberían considerarse contraindicadas en pacientes epilépticos, o en todo caso utilizarse con mucha precaución en los mismos. Se recomienda valorar la relación beneficio/riesgo antes de prescribirlas en pacientes con antecedentes de enfermedad neurológica (arterioesclerosis cerebral grave y epilepsia) y otros factores que predispongan a la aparición de convulsiones (administración concomitante de teofilina, AINEs, opiáceos o nicotinamida).
Palabras claves:
  • INTERACCIONES
  • CONTRINDICACIONES
  • PRECAUCIONES

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.