Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La hepatitis A es el tipo más frecuente entre los viajeros a áreas endémicos, especialmente entre los que visitan zonas rurales. La transmisión de la hepatitis A es fecal-oral, por ello se deben adoptar medidas higiénicas con respecto a los alimentos y agua (incluyendo el hielo) para reducir el riesgo de transmisión. La prevención hasta ahora se hacía con inmunoglobulina inespecífica 2 semanas antes de partir confiriendo protección al 70-90% de los viajeros por períodos de 3-5 meses. Ahora se prefiere administrar la vacuna antihepatitis A que es más coste-efectiva que la inmunoprofilaxis. Se debe administrar una primera dosis y luego dos más a los 6 y 12 meses, proporcionando efectividad a más del 90% de los individuos. Pero si no puede completarse el calendario de vacunación deberá administrarse la inmunoglobulina inespecífica de forma conjunta a la vacuna (en diferentes localizaciones). La vacuna de la hepatitis B confiere una inmunidad elevada que supera el 90% pero debe iniciarse la inmunización seis meses antes de viajar con el fin de completar la serie de 3 dosis que se requieren. La vacunación está recomendada para todos los niños y viajeros que presentan mayor riesgo de contraerla incluyendo personal sanitario, participantes en misiones de emergencia en el tercer mundo, residentes durante largos períodos en zonas de riesgo y aquellos susceptibles de realizar prácticas de riesgo para contraer la enfermedad (usuarios de medicación por vía parenteral, tatuajes, acupuntura o prácticas sexuales de riesgo). Se debe tener en cuenta que la vacunación de la hepatitis B no protege frente la hepatitis C ni frente a la infección por VIH por ello es necesario adoptar medidas preventivas para evitar las exposiciones a sangre y mantener relaciones sexuales seguras.
Palabras claves:
  • CALENDARIO
  • CANDIDATOS
  • EFECTIVIDAD
  • INDICACIONES
  • INMUNOPROFILAXIS
  • MEDIDAS
  • PROTECCION
  • RIESGOS
  • TRANSMISION

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.