Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La zonisamida, antiepiléptico relacionado estructuralmente con las sulfamidas, ha sido aprobada para el tratamiento adyuvante en pacientes con convulsiones parciales. Tiene un mecanismo de acción incierto, parece que bloquea los canales de sodio y calcio, aumentando la neurotransmisión dopaminérgica y serotoninérgica. Este principio activo es un débil inhibidor de la anhidrasa carbónica. La zonisamida se absorbe rápidamente por vía oral, presenta una buena biodisponibilidad con o sin alimentos. Se metaboliza por hígado, se excreta por orina sin metabolizar (30%) y la semivida de eliminación que presenta es de unas 60 horas. La dosis recomendada inicialmente es 100mg una vez al día, pudiéndose incrementar hasta 600mg al día (en 1 o 2 tomas). Los incrementos deben ser paulatinos, de 100 mg cada 15 días. Los incrementos de dosis deben realizarse con precaución en pacientes con insuficiencia renal. Los efectos adversos descritos son mareos, ataxia, somnolencia, náuseas, anorexia, dolor abdominal, agitación, insomnio y alteraciones cognitivas. Otros efectos descritos son casos de psicosis, nefrolitiasis, erupciones, síndrome de Stevens-Johnson y necrolisis epidérmica tóxica. En niños los efectos descritos son oligohidrosis, hipertermia, golpes de calor, anemia aplásica y agranulocitosis. El ketoconazol podría aumentar las concentraciones séricas de zonisamida mientras que si se toma concomitantemente con fenitoína, carbamazepina y fenobarbital se requieren dosis mayores de este nuevo antiepiléptico. Si se administra con inhibidores de la anihidrasa carbónica (topiramato) podría aumentar el riesgo de formación de cálculos renales. Está contraindicada en pacientes con hipersensibilidad a las sulfamidas. La zonisamida puede ser una alternativa terapéutica para aquellos pacientes que no respondan a los antiepilépticos de elección como son la carbamazepina, ácido valproico y fenitoína.
Palabras claves:
  • EFICACIA
  • INTERACCIONES
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • CONTRAINDICACIONES
  • POSOLOGIA
  • INDICACION

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.