Digest

 

ABCESO DENTAL AGUDO LOCALIZADO: Las caries dentales son con mucho el punto de partida más frecuente de los abcesos dentales. El inicio del proceso se caracteriza por la aparición bastante violenta de un dolor dental grave, bien localizado. El dolor se vuelve lancinante y culmina cuando se forma el pus en la región apical del diente provocando la constitución de un abceso dental agudo localizado. El tratamiento de un abceso localizado es quirúrgico: drenaje de la colección purulenta, ""desinfección"" o extracción de la pieza causante. El dolor disminuye entonces rápidamente. No es necesario prescribir un antibiótico en caso de abceso dental agudo localizado. ABCESO DENTO-OSEO Cuando la infección se extiende, se observa una tumefacción subcutánea (por ejemplo una hinchazón de la mejilla) y signos generales (fiebre, astenia, adenopatías cervicales). En esta situación la prescripción de antibiótico es un tratamiento de acompañamiento del acto dental, el cual es primordial para el éxito terapéutico. En el pus de un abceso dental suelen encontrarse bacilos anaerobios estrictos Gram -, cocos anaerobios estrictos Gram+ y cocos anaerobios facultativos Gram +. Así, puede estar indicado cualquier antibiótico que, por una parte tenga una buena difusión ósea y salival y, por otra parte un espectro antibacteriano que cubra o los anaerobios estrictos, o los cocos anaerobios facultativos, o ambos, porque rompe el equilibrio aerobios/anaerobios indispensable para la génesis y persistencia del abceso. Muchos antibióticos tienen un espectro que cubre los gérmenes en cuestión. La preferencia va a un antibiótico utilizado corrientemente, con espectro dirigido, generalmente bien tolerado, de fácil empleo y poco costoso. La amoxicilina (CLAMOXYL) y la espiramicina (ROVAMYCINA) son antibióticos de primera línea. En general son suficientes tres días de antibioterapia después del acto dental, a condición de que la mejoría clínica sea manifiesta (desaparición de la fiebre, hinchazón de la mejilla en vías de regresión). La ausencia de mejoría clínica en las 48 a 72 horas siguientes al acto dental y a la prescripción de un antibiótico debe hacer reconsiderar el tratamiento dental (mal drenaje del pus,. persistencia de un foco dental residual, etc) No es necesario cambiar de antibiótico basándose sólo en la hipótesis de eventuales resistencias bacterianas.
Palabras claves:
  • ABCESOS
  • AMOXICILINA
  • ANTIBIOTICO
  • CIRUGIA
  • INDICACION
  • ROVAMICINA

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.