Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

El paciente hemodializado puede tener una dieta variada a pesar de las restricciones impuestas por su situación y tratamiento, siempre sometido a un control individualizado y teniendo en cuenta una serie de reglas. Las carnes, huevos y pescados aportan gran cantidad de proteínas de elevado valor biológico. Es importante no excederse en el consumo de carnes muy grasas y cuidar el contenido en fósforo en alimentos como son los embutidos y marisco. No se recomienda consumir alimentos como vísceras, patés, pescados en aceite, salmuera o ahumados, conservas de carne y concentrados de carne o pescado en cubitos. Los azúcares y dulces suelen aportar pequeñas cantidades de sodio, potasio y fósforo. Se desaconseja el cacao, chocolate, leche condensada, salsas, siropes y caramelos. Las féculas y cereales aportan fundamentalmente hidratos de carbono, complejos de absorción lenta, proteínas vegetales y vitaminas B. En general contienen poca cantidad de sales de potasio (excepto las legumbres) y cantidades variables de fósforo y sodio. Están recomendados pan sin sal, harinas, arroz, pastas y sémolas y no recomendados bollería, cereales completos, galletas saladas y dulces, patatas fritas o purés comerciales. En cuanto a las grasas y aceites es preferible consumir alimentos que contengan ácidos grasos insaturados (aceites de oliva y vegetales). Se deben evitar mayonesas, mantecas, tocino y nata. Se recomienda una dieta hiponatrémica y en cuanto al consumo de productos lácteos, como son ricos en fósforo, es necesario controlar su ingesta. Las frutas y verduras son ricas en potasio por ello se deben consumir mayoritariamente las que sean más pobres como son la berenjena, cebolla, espárragos frescos, pepino, pimiento y achicoria. No se aconseja el consumo de calabacín, espinacas, tomate, berro, alcachofa, escarola, zanahoria, puerros y guisantes. Los frutos secos son ricos en potasio, por lo tanto es mejor consumir frutas frescas antes que los frutos secos. Las frutas pobres en potasio son arándanos, manzana, pera, sandía y frutas en almíbar. La única bebida aconsejable es el agua porque los refrescos y zumos contienen sales minerales.
Palabras claves:
  • ALIMENTACION
  • FRUTAS
  • PROTEINAS
  • LIPIDOS
  • HIDRATOS
  • BEBIDAS
  • VERDURAS
  • HORTALIZAS
  • LACTEOS

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.