Digest

 

La telitromicina es el primer miembro de una subclase de los antibióticos macrólidos denominada ketólidos. Es un derivado semisintético de la eritromicina con mejor actividad frente a estreptococos resistentes a penicilinas y macrólidos Las indicaciones aprobadas para la telitromicina son: en mayores de 18 años - Neumonía adquirida en la comunidad, leve o moderada. - Reagudización de bronquitis crónica. - Sinusitis aguda. - Amigdalitis/Faringitis, producidas por beta estreptococos del grupo A, como alternativa cuando los antibióticos betalactámicos no son adecuados. en pacientes de 12 a 18 años: - Amigdalitis/Faringitis, producidas por beta estreptococos del grupo A, como alternativa cuando los antibióticos betalactámicos no son adecuados. La telitromicina se administra por vía oral, presenta una absorción de cerca del 60%, con un importante efecto de primer paso, sin afectación por su administración concomitante con alimentos. Se elimina por metabolismo hepático a través del citocromo P3A4 y los isoenzimas 1A. Interacciona con el metabolismo de otros fármacos: itraconazol y ketoconazol incrementan los niveles plasmáticos de telitromicina, la telitromicina incrementa los niveles de cisaprida, teofilina, digoxina, simvastatina, midazolam y levonorgestrel. Su semivida de eliminación es larga lo que permite una administración al día. Los efectos adversos más frecuentemente descritos en ensayos clínicos son: diarrea, náuseas, alteraciones de las pruebas de función hepática, cefalea y mareos.
Palabras claves:
  • INTERACCIONES
  • INDICACIONES
  • TOXICIDAD
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • DOSIS

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.