Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

El insomnio, crónico o transitorio, afecta, según algunos estudios, hasta el 40% de la población general. Se considera insomnio transitorio aquel que dura de 1 a 3 días e intermedio el de 2-3 semanas de duración. El insomnio crónico, el de más de 3 semanas de duración, es el que causa más frecuentemente visitas médicas, sus consecuencias son alteraciones visuales y motoras y dificultan la memoria y el aprendizaje. El insomnio, además de la morbilidad individual afecta a la sociedad por sus consecuencias en la productividad, absentismo, hospitalizaciones y accidentes. Las primeras medidas que deben tomarse frente al insomnio pueden ser no farmacológicas: recomendaciones sobre el ejercicio físico y la dieta y eliminar factores ambientales como la luz, el ruido y temperaturas extremas. Sin embargo, la terapia farmacológica es generalmente necesaria para facilitar el sueño restaurador alterado. Las benzodiazepinas desbancaron a los barbitúricos como tratamiento del insomnio de primera línea. El uso repetido de las benzodiazepinas conlleva el desarrollo de tolerancia, insomnio de rebote tras su suspensión brusca, efecto sedante al día siguiente y alteraciones psicomotoras y cognitivas, sobretodo si se mezclan con alcohol. La nueva generación de hipnóticos no benzodiazepínicos pretende disminuir las complicaciones asociadas al uso de las benzodiazepinas. El zaleplon, perteneciente a este grupo, posee mayor afinidad por el receptor específico. Su perfil farmacocinético, con una rápida absorción y eliminación, permite ser administrado incluso a media noche sin efectos residuales al día siguiente. El uso de zaleplon no se ha asociado a insomnio de rebote ni síndrome de abstinencia. La experiencia existente con zaleplon le sitúa como una buena alternativa para aquellos pacientes que no deben recibir benzodiazepinas.
Palabras claves:
  • BENZODIAZEPINAS
  • HIPNOTICOS
  • EFICACIA
  • EFECTOS-ADVERSOS

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.