Digest

 

.Las estatinas son los fármacos más efectivos para la reducción de los niveles altos de colesterol LDL. Actúan mediante la reducción de la síntesis de mevalonato, un precursor intermediario en la síntesis de colesterol. Las estatinas son bien toleradas por la mayoría de los pacientes, pero pueden producir una serie de problemas relacionados con el músculo que pueden variar desde mialgias leves hasta rabdomiolisis. Los casos más graves se dan con las miositis y rabdomiolisis, que se presentan como dolor muscular con aumento de la creatina quinasa por encima de 10 veces su valor máximo. Se pueden acompañar de azotemia, hiperpotasemia, hiperfosfatemia e hipocalcemia. En los casos más graves se puede producir la muerte por elevación del potasio y arritmias cardiacas, insuficiencia renal o coagulación intravascular diseminada. Con mayor frecuencia se observan elevaciones menores de la creatina quinasa que las anteriormente descritas, pudiendo permanecer asintomáticas, y detectándose en pruebas de rutina. Este hecho hace difícil el establecer una incidencia de dicha enfermedad. Las estatinas también pueden potenciar el aumento de la creatina quinasa derivada de un ejercicio físico vigoroso. Actualmente no existe consenso acerca de la responsabilidad de las estatinas en la aparición de mialgias, de modo que aunque en algunas fuentes se les responsabiliza de dicho síntoma, en los ensayos clínicos no se ha demostrado una incidencia mayor de mialgia en los pacientes tratados con estatinas que en aquellos tratados con placebo. Se ha publicado un estudio en el cual se apunta que las estatinas pueden dar lugar a debilidad muscular, independiente de miositis o rabdomiolisis, aunque la frecuencia con que este hecho se presenta de forma sintomática no está definida. Más anecdóticamente también se han publicado algunos casos de calambres asociados a estatinas y mialgias y elevaciones de creatina quinasa que se han mantenido después de retirar la medicación. La base de datos del sistema de comunicación de eventos adversos de la FDA contiene 601 casos de rabdomiolisis asociadas a estatinas desde noviembre de 1997 hasta marzo de 2000, existiendo casos de todas las estatinas actualmente disponibles, siendo la cerivastatina la que se ha visto envuelta en más casos. La mitad de los casos se produjeron en pacientes de 51 a 75 años, y un 17% de los casos en pacientes mayores de esta edad. El 64% de los pacientes fueron hospitalizados o tuvieron una reacción que puso en peligro sus vidas, y el 7,8% de los pacientes murieron. La incidencia de muerte es extremadamente baja, 0,15 por cada millón de prescripciones, lo que se confirma también con los datos disponibles en los ensayos clínicos.
Palabras claves:
  • ATORVASTATINA
  • CERIVASTATINA
  • ESTATINA
  • FLUVASTATINA
  • LOVASTATINA
  • MIOPATÍAS
  • PRAVASTATINA
  • RABDOMIOLISIS
  • SIMVASTATINA

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.