Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

El síndrome agudo respiratorios severo (SARS) es una condición de etiología desconocida que se ha descrito en Asia, Norte América y Europa. Actualmente la mayoría de los pacientes diagnosticados son adultos de 25 a 70 años previamente sanos. Se ha descrito muy pocos casos en niños menores de 15 años. El SARS presenta normalmente un periodo de incubación de 2-7 días, que en algunos casos se ha elevado a 10 días. Comienza con fiebre alta, de más de 38ºC, que se puede acompañar de escalofríos y puede asociarse a cefaleas, malestar y mialgias. También en algunos pacientes se puede presentar una moderada sintomatología respiratoria. No hay rash, ni síntomas neurológicos. A nivel gastrointestinal tan solo se puede observar diarrea en algunos casos. A los 3-7 días comienza una fase respiratoria, caracterizada por tos seca no productiva o disnea que puede acompañarse o progresar a hipoxemia. En el 10-20% de los casos conduce ala intubación y ventilación mecánica del paciente. La severidad de la enfermedad es muy variable, desde moderada hasta mortal, según los datos de la OMS, en un 3% de los pacientes. Las radiografías de tórax pueden ser normales durante el periodo febril. Al inicio de la enfermedad, a menudo se puede observar un bajo recuento de linfocitos, y los glóbulos blancos pueden estar normales o ligeramente disminuidos. En esta fase también se puede producir un aumento de la CPK (hasta 3.000 UI/L) y de las transaminasas (que pueden llegar a niveles 2-6 veces por encima de la normalidad). En el pico de la enfermedad respiratoria se puede observar leucopenia y trombocitopenia. Aunque algunos de los contactos de los enfermos han desarrollado una enfermedad similar, la mayoría han permanecido bien, pudiendo desarrollar la fase inicial de la enfermedad, pero sin progresar a la fase respiratoria. Los tratamientos llevados a cabo hasta ahora han incluido diversos regímenes antibióticos, normalmente destinados a tratar neumonías atípicas y/o antivirales, como ribavirina y oseltamivir. Ambos tratamientos se han podido combinar con esteroides. Actualmente, el tratamiento más efectivo, si lo hay, es desconocido.
Palabras claves:
  • RESPIRATORIO SEVERO
  • OSELTAMIVIR
  • RIVAVIRINA
  • SÍNDROME AGUDO
  • NEUMONÍA ASIÁTICA
  • NEUMONÍA ATÍPICA

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.