Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Las semillas de ricino han provocado siempre graves complicaciones. Probablemente hay que buscar la causa en el aspecto atractivo de la semilla y en su sabor a avellana. Contiene concentraciones relativamente altas de ricina, substancia altamente tóxica: se puede aislar 1 mg de toxina pura a partir de 1 g de semillas. De forma general, en los adultos, el consumo de 2 a 20 semillas se considera mortal. La dosis letal se ha evaluado en 5 microgramos/kg de peso corporal. Es posible inactivar el veneno mediante el calor. La ricina, substancia tóxica llamada también ""agente W"", se patentó en 1962 como tóxica química de combate. Es un subproducto del aceite de ricino que se usa con fines médicos o técnicos. Según los ""Centers for Disease Control and Prevention"", en Estados Unidos, la ricina forma parte de la categoría B de los tóxicos de combate. Esta categoría comprende agentes o substancias tóxicas más difíciles de diseminar que los agentes de la categoría A, de manera que, después de una diseminación cabe esperar tasas de morbilidad moderadas y tasas de mortalidad menores. La ricina puede añadirse a los alimentos o al agua potable. No obstante, el tipo de diseminación más temido es la pulverización por el aire en forma de aerosol, porque la ricina posee una toxicidad pulmonar muy elevada después de su inhalación. Hasta ahora, no existe antídoto. En caso de intoxicación, el tratamiento sólo puede ser sintomático; es esencial eliminar rápidamente el veneno. El uso de la ricina como arma de destrucción masiva parece poco practicable y muy improbable. No obstante, la eventualidad del uso de la substancia en grupos reducidos de gente en caso de ataques terroristas es perfectamente plausible, dada la facilidad con la que se puede conseguir y lo modesto de su coste.
Palabras claves:
  • ARMA BIOLOGICA
  • TOXICIDAD PULMONAR
  • SEMILLAS RICINO
  • RICINA
  • AGENTE W
  • CATEGORIA B
  • CATEGORIA A

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.