Digest

 

La claudicación intermitente suele ser el primer síntoma de una isquemia en los miembros inferiores. Se caracteriza por la aparición de dolor durante la deambulación, como consecuencia de un aporte deficiente de sangre arterial, que obliga al paciente a interrumpir la marcha. En la mayoría de los casos, la causa etiológica es la arteriosclerosis . Para controlar la evolución del proceso arteriosclerótico, hay que controlar, por una parte, los factores de riesgo (tabaquismo , hipertensión , diabetes y dislipemia ) y por otra, evitar la aterogénesis administrando antiagregantes plaquetarios : ASPIRINA° , dipiridamol ( PERSANTIN° ), triflusal ( DISGREN° ) y ticlopidina ( TIKLID° ), para mejorar la sintomatología y reducir de forma significativa la mortalidad vascular coronaria y cerebral. Además, se aconseja caminar a diario, aumentando progresivamente la distancia para mejorar la eficacia muscular y el desarrollo de circulación colateral. Otros fármacos utilizados, aunque de eficacia discutible, son los medicamentos vasoactivos como buflomedilo ( LOFTON° ), naftidrofuril ( PRAXILENE° ) o pentoxifilina ( ELORGAN° ). En los casos en los que se evidencia un empeoramiento de los síntomas, se emplean técnicas endovasculares y tratamientos quirúrgicos.
Palabras claves:
  • EJERCICIO
  • TRATAMIENTO
  • TICLOPIDINA
  • EFICACIA
  • RIESGO
  • TRIFLUSAL
  • ANTIAGREGANTES
  • ASPIRINA
  • CIRUGIA
  • SINTOMAS

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.