Digest

 

En este artículo de revisión sobre las plantas medicinales en primer lugar se hace mención a la regulación que existe en EEUU sobre este tema, donde la mayoría son consideradas como suplementos dietéticos. En cuanto a la calidad de estos productos, se comenta la dificultad de realizar un buen control de calidad que asegure que no contienen adulterantes o contaminantes. La seguridad de las plantas medicinales tampoco está garantizada, se han descrito numerosos efectos adversos e interacciones, además existe el riesgo de que el tratamiento con una planta medicinal retrase o reemplace un tratamiento convencional efectivo. Unicamente unas pocas plantas medicinales han sido evaluadas utilizando ensayos clínicos comparativos randomizados. A menudo los estudios realizados son de poca calidad y no especifican el proceso de obtención de la planta. Asimismo, tampoco existen estudios donde se hayan comparado con fármacos convencionales o donde se use la combinación de fármacos convencionales con plantas medicinales, cuyo uso es bastante común. Para evidenciar esto, el autor hace una revisión de la eficacia de 4 plantas medicinales: Ginkgo biloba, Crataegus sp, Serenoa repens e Hypericum perforatum. Las recomendaciones finales son que únicamente se recomienden plantas medicinales cuya eficacia haya sido demostrada de forma rigurosa. Siempre se debe preguntar al paciente si está tomando alguna planta medicinal, especialmente cuando presente un problema de salud no explicado, y exponer sus limitaciones en cuanto eficacia y posibles efectos adversos.
Palabras claves:
  • EFICACIA
  • PLANTAS MEDICINALES
  • SERENOA REPENS
  • HYPERICUM PERFORATUM
  • GINKGO BILOBA
  • CRATAEGUS SP
  • SEGURIDAD

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.