Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

El objetivo del tratamiento de la enfermedad de Parkinson es mantener la mayor funcionalidad del paciente durante el mayor tiempo posible. En las primeras etapas de la enfermedad no es necesario tratamiento, pero, al final, los pacientes precisan administración de levodopa (junto con un inhibidor de la dopa descarboxilasa). En la actualidad se tiende a retrasar su administración, puesto que parece que ésta podría acelerar la progresión de la enfermedad, tiene una eficacia limitada y sus efectos adversos pueden ser muy molestos. En el paciente recién diagnosticado, antes de comenzar con la levodopa se pueden usar anticolinérgicos (bornaprina, biperideno, difenhidramina, metixeno, prociclidina o trihexifenidilo), selegilina (un IMAO-B) y amantadina (un inhibidor de la recaptación de dopamina). Los anticolinérgicos pueden producir confusión y alucinaciones, por lo que no se utilizan nunca en pacientes con deterioro cognitivo y relativamente en ancianos. Tras unos 8 años de comenzar el tratamiento con levodopa, pueden aparecer discinesias junto a fases de reactivación de los síntomas, que se pueden tratar aumentando la frecuencia de administración. Parece ser que con las formas farmacéuticas de liberación retardada se consiguen niveles plasmáticos más estables lo que hace que se recomiende su uso desde el inicio del tratamiento. En estos casos, también pueden ser útiles los agonistas dopaminérgicos (bromocriptina, pergolida y lisurida). En los pacientes muy incapacitados se puede administrar levodopa varias veces al día, asociados a selegilina o agonistas dopaminérgicos. No se recomienda la asociación de levodopa con selegilina en fases precoces de la enfermedad de Parkinson puesto que parece que puede aumentar los casos de abandono, tanto por los efectos adversos como por un aumento de mortalidad.
Palabras claves:
  • INDICACIONES
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • EFECTOS
  • DOPAMINÉRGICOS
  • SELEGILINA
  • ANTICOLIÉRGICOS
  • AMANTADINA
  • ASOCIACIONES
  • LEVODOPA

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.