Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La hipertensión afecta al 25 % de la población en EEUU pero menos del 30% de estos individuos están adecuadamente tratados. La hipertensión es un factor de riesgo para el ictus, infarto de miocardio, fallo renal, insuficiencia cardíaca, aterosclerosis progresiva y demencia. Además se ha demostrado que el tratamiento de la hipertensión disminuye el riesgo de morbi y mortalidad cardiovascular. En la evaluación de la hipertensión es importante una medida cuidadosa de la presión sanguínea y la verificación de la presión elevada en múltiples ocasiones. El objetivo principal del tratamiento de la hipertensión es prevenir la enfermedad cardiovascular y la muerte. Los factores de riesgo cardiovascular coexistentes incrementan el riesgo asociado a la hipertensión y hacen necesario un tratamiento más agresivo. Los pacientes con un nivel 1 de hipertensión (140-159 sistólica o 90-99 diastólica) y con un bajo riesgo de enfermedad cardiovascular pueden ser tratados con modificaciones del estilo de vida durante un año. Los pacientes con nivel 1 de hipertensión y otros factores de riesgo o con un nivel superior de hipertensión deben iniciar tratamiento farmacológico para reducir la presión sanguínea hasta 140/90 mmHg o hasta 130/80 mmHg si el paciente presenta diabetes o enfermedad renal. Las modificaciones en el estilo de vida se recomiendan a todos lo pacientes con hipertensión. Uno de los principales problemas de estas medidas es su continuidad en el tiempo y los pocos ensayos clínicos realizados para evaluarlas. De todas formas, deben ser promovidas ya que son seguras y baratas y, cuando se combinan con el tratamiento farmacológico, pueden favorecer un mejor control de la presión arterial y mejorar la calidad de vida.
Palabras claves:
  • HIPERTENSIÓN
  • TRATAMIENTO

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.