Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

El dolor crónico en pediatría es un problema difícil de detectar y por lo tanto de valorar y manejar. En su valoración influye la edad del paciente, el tipo del dolor y el manejo que se ha hecho previamente del dolor. Se asocia principalmente a enfermedades reumáticas, enfermedad inflamatoria intestinal o cáncer. Podemos diferenciar cuatro tipos de dolores crónicos y que se deben tener que tener en cuenta en el momento de tratar al paciente: -Dolor que persiste tras una enfermedad o traumatismo, como el dolor postquirúrgico o tras un politraumatismo. -Dolor persistente o recurrente sin una causa identificable, como las cefaleas diarias crónicas, dolor abdominal o lumbar recurrente. -Dolor relacionado con procesos degenerativos o neurológicos, como dolor asociado a lupus eritematoso sistémico, artritis reumatoide infantil, hemofilia, VIH, distrofia muscular, enfermedad inflamatoria intestinal o escoliosis entre otros. -Dolor relacionado con el cáncer, tanto por la propia neoplasia como por los procedimientos asociados a la neoplasia, como las punciones lumbares o aspirados de médula ósea o efectos adversos de la quimioterapia. En un estudio llevado a cabo el 49% de los niños con cáncer referían dolor, siendo en el 81% de moderado a intenso y el 36% lo referirían continuo. El dolor abdominal recurrente se observa entre el 7 y 25% de los niños y adolescentes en edad escolar. El dolor crónico puede presentarse asociado a otros síntomas como fatiga, mareos, alteraciones en la visión, insomnio e incapacidad para concentrarse. Un tratamiento ineficaz del dolor crónico en el niño afecta negativamente no sólo a las actividades cotidianas del niños sino a toda la familia. En niños menores de 3 años el dolor crónico se manifiesta con cambios fisiológicos, como aumento de la frecuencia cardiaca o respiratoria y en el comportamiento, con lloros, irritabilidad o inactividad. A partir de los 4 años, los niños son capaces de expresar la intensidad del dolor mediante escalas y con la ayuda de cuestionarios.
Palabras claves:
  • PEDIATRÍA
  • DOLOR CRÓNICO

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.