Digest

 

Cerca del 20% de los adultos padecen insominio, cifra que puede alcanzar el 50% en personas mayores de 65 años. La terapia farmacológica debe utilizarse para el insomnio transitorio (2-3 días) y el insomnio a corto plazo (inferior a 3 semanas). Los fármacos de elección son las benzodiazepinas (BZ). Para el INSOMNIO INICIAL (dificultad para conciliar el sueño; en adultos jóvenes) están indicados los hipnóticos de absorción rápida y acción corta, es decir, BZ como el triazolam (HALCION° ) o hipnóticos no benzodiazepínicos como el zolpidem (STILNOX) y la zopiclona ( LIMOVAN° ). Para el INSOMIO MEDIO Y TERMINAL (despertarse con frecuencia o demasiado temprano por la mañana; en ancianos) son preferibles BZ de duración media de acción y que se eliminan por glucuronoconjugación como lorazepam ( ORFIDAL° ), temazepam ( DASUEN° ) u oxazepam (ADUMBRAN° ). Para el anciano las dosis deben ser 1/3 o 1/2 de las del adulto joven. Los hipnóticos están contraindicados en cuadros agudos de insuficiencia respiratoria apnea del sueño , en el embarazo y durante la lactancia . En caso de insuficiencia renal se han de elegir hipnóticos de acción corta o intermedia a pequeñas dosis, y en caso de insuficiencia hepática, las BZ eliminadas por glucuronoconjugación. En situaciones de EPOC o asma estables son preferibles los hipnóticos de acción corta. La retirada de cualquier hipnótico debe hacerse SIEMPRE gradualmente.
Palabras claves:
  • INDICACIONES
  • COMPARARION
  • PRECAUCIONES
  • BENZODIAZEPINAS
  • CONTRAINDICACIONES
  • ANCIANO
  • DOSIS

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.