Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Tras la menopausia se puede producir una atrofia uretral, del trígono vesical, vulvar y vaginal, con adelgazamiento de las paredes, disminución del glucógeno celular, alteración de la flora y alcalinización vaginal. Todo ello se encuentra asociado con sequedad y picor vaginal, dispareunia y aumento de la susceptibilidad a infecciones. El tratamiento con estrógenos es el único método eficaz de tratamiento de estos síntomas. El tratamiento hormonal sustitutivo parece mejorar la satisfacción sexual en mujeres postmenopáusicas, especialmente las más jóvenes, lo que parece asociarse con la mejora de la atrofia vaginal, y con el control sobre la disminución de andrógenos que se produce con el tratamiento. La cardiopatía isquémica es la principal causa de muerte en mujeres postmenopáusicas. En diversos estudios observacionales se ha puesto de manifiesto que la terapia hormonal sustitutiva mejora el perfil lipídico de las pacientes. En estudios recientes se ha puesto de manifiesto que, en prevención secundaria, este tratamiento, no solo no es eficaz, sino que puede traer asociado un aumento de la incidencia de episodios tromboembólicos y complicaciones biliares. Tras la menopausia hay una perdida acelerada de masa ósea que se traduce en un incremento del riesgo de fractura, más frecuente a nivel de los cuerpos verterbrales y la parte distal de radio. Este hecho es especialmente significativo en la menopausia quirúrgica en la que el cese de hormonas se produce de forma abrupta. El tratamiento con estrógenos previene esta pérdida ósea y reduce el riesgo de fractura en más de un 50% si se inicia antes de los tres años de la menopausia y se mantiene durante seis años o más. El problema es que este efecto beneficioso se pierde a los 7 años de la interrupción, por lo que el tratamiento debería mantenerse indefinidamente. En mujeres postmenopáusicas con osteoporosis, la terapia hormonal sustitutiva aumenta la masa ósea aunque se inicie años tras la menopausia. Otros posibles efectos beneficiosos de la terapia hormonal sustitutiva son la posible disminución en la incidencia de cáncer de colón y de enfermedad de Alzheimer.
Palabras claves:
  • HIPERTRIGLICERIDEMIA
  • MENOPAUSIA
  • OSTEOPOROSIS
  • SOFOCOS
  • BIFOSFONATOS
  • RALOXIFENO

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.