Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Desde que en 1960 apareció la primera píldora anticonceptiva, los avances en este campo se han dirigido básicamente a mejorar la tolerancia y seguridad de estos fármacos orales. En los último años, han aparecido otras novedades en anticoncepción, entre las que podemos destacar al anillo contraceptivo mensual y al parche hormonal. Además la FDA acaba de aprobar la comercialización de una píldora que reduce la menstruación a 4 veces al año y se está evaluando un anticonceptivo masculino. El anillo anticonceptivo mensual, es un aro de plástico flexible que se coloca en la vagina como un tampón. Libera diariamente, durante tres semanas 120 mg de etonogestrel y 15 mg de etinilestradiol (gestágeno y estrógeno respectivamente) que inhiben la ovulación de forma idéntica a como lo hace la píldora. Las absorción de las hormonas se produce a través de la pared vaginal, desde donde pasan directamente a la sangre, con lo que se evita el fenómeno de primer paso hepático, y permite dosis hormonales más bajas. Además al obviar la absorción intestinal, si la mujer sufre algún trastorno gastrointestinal como vómitos o diarreas, no corre ningún riesgo de perdida de eficacia anticonceptiva. Por otro lado cuando se suspende el uso del anillo la función ovárica se recupera rápidamente. La posología es sencilla, tras la inserción del anillo se mantiene colocado tres semanas seguidas, transcurrido este tiempo se retira y se descansa una semana durante la cual se produce un sangrado vaginal similar a la menstruación. Tiene las mismas contraindicaciones que los anticonceptivos hormonales orales. En general es bien tolerado ya que los niveles de hormonas en sangre son muy constantes, y efectos secundarios como dolor de cabeza, vómitos, tensión mamaria y sangrados inesperados se presentan en menor medida que con otros anticonceptivos. También se ha visto que no tiene ningún efecto sobre el peso.
Palabras claves:
  • ESTRÓGENO
  • PARCHE
  • ANILLO
  • GESTÁGENO
  • HORMONA
  • ANTICONCEPTIVO

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.