Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

El dolor cervical o cervicalgia suele tener origen muscular o nerviosos. En el primer caso, suele estar causado por sobrecargas, esfuerzos, fatiga, contracturas de músculos cervicales y traumatismos. Si la lesión es constante y repetida pueden lesionarse las vértebras o discos intervertebrales, dando finalmente lugar a lesiones nerviosas. La lesión nerviosa suele deberse al pinzamiento del nervio cuando sale de la medula a las extremidades superiores. El envejecimiento, enfermedades reumáticas y traumatismos pueden acabar produciendo una hernia discal e irritar a los nervios a los que afecta derivando en un dolor cervical. Así mismo, la cervicalgia puede ser referida, es decir reflejo de dolores en el hombro, enfermedades reumáticas, del esófago o ataques cardíacos. Un dolor cervical nocturno o acompañado de fiebre o perdida de peso puede indicar la presencia de un tumor o una infección. El origen de estas enfermedades suele estar en el disco intervertebral, estenosis cervicales, artrosis o traumatismos. En las enfermedades del disco intervertebral suelen ser secundarias a procesos de envejecimiento, movimientos bruscos, artrosis o traumatismos, que terminan dando lugar a una alteración de dicho disco que presiona o irrita algún nervio. Suelen presentarse como cervicalgia intermitente, con dolor cervical intenso y en ocasiones dolor en el brazo. También se puede observar entumecimiento o debilidad del brazo o antebrazo, hormigueo, problemas de coordinación de movimiento, y en los casos más extremos, parálisis. La estenosis cervical, o estrechamiento del canal vertebral suele ser consecuencia de fenómenos de envejecimiento. Se presenta con una cervicalgia, acompañada de perdida de fuerza y sensibilidad en las manos, incapacidad de caminar a paso rápido, deterioro de los movimientos finos de las manos y espasmos musculares en las piernas. La artrosis es una enfermedad reumática que se presenta con dolor cervical característico, que es mayor a primera hora de la mañana y al final del día. Se suele aliviar con el reposo. Entre los traumatismos, el latigazo cervical es el más frecuente. Se presenta con rigidez de cuello, dolor de hombros y brazos, dolor de cabeza y facial, y vértigo. Las cervicalgias son fáciles de diagnosticar, pero hay síntomas que pueden inducir a sospecha de una lesión mas grave, y que deben ser derivadas al médico. Entre estos síntomas podemos citar: dolor intenso por un traumatismo; signos de afectación neurológica, como dolor en todo el brazo, perdida fuerza o de sensibilidad o entumecimiento de dedos; dolor crónico o nocturno; perdida de fuerza en la mano; perdida de control de esfínteres; y dolor cervical asociado con dolor o presión en el pecho, especialmente en los casos asociados a ejercicio.
Palabras claves:
  • RELAJANTES MUSCULARE
  • DOLOR
  • CEVICALGIA
  • CERVICAL
  • DISCO INTERVERTEBRAL
  • ANTIINFLAMATORIO
  • CUELLO

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.