Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La organización mundial de la salud estima en un 8% la incidencia de déficit de hierro en la población femenina de países occidentales. Este hecho es debido al balance negativo entre la ingesta de hierro y las necesidades particulares. El hierro se encuentra fundamentalmente distribuido en el organismo en hemoblogina, mioglobina, transferrina, hemosiderina, hígado, bazo y médula ósea. Interviene en el almacén y transporte de oxígeno, crecimiento tisular, síntesis de ADN y mantenimiento de capacidades de trabajo, memoria y concentración. El principal mecanismo de homeostasis del hierro es mediante los cambios en la cantidad absorbida por la mucosa intestinal, respuesta que no es efectiva en casos de déficit de ingesta, ni en los casos de acumulación excesiva del hierro. Así, el déficit de hierro se puede producir por ingesta insuficiente, una absorción disminuida, o un exceso de perdidas. En los casos severos se diagnostica por la presencia de una anemia microcítica e hipocroma con bajos niveles en sangre de hierro. La absorción de hierro no solo viene condicionada por su cantidad en el alimento, sino que también varía según la forma en que este se encuentre. Así, su absorción varía entre un 1-5% en vegetales, hasta un 10-25% para carnes y pescados. También se ve muy influido por interacciones, así el hierro no hemo, duplica o triplica su absorción cuando se ingiere junto con alimentos proteicos, puesto esta se ve aumentada por la lisina, cisteina, histidina y metionina. La absorción de hierro también aumenta con la presencia de vitamina C, ácido cítrico y tartárico, por la formación de un quelato soluble a pH intestinal. Su absorción se dificulta por oxalatos, salvado de cereales, calcio y fósforo, así como por los taninos, por lo que le café puede disminuir su absorción hasta un 60%. Vista la variabilidad en la biodisponibilidad del hierro, se distinguen diferentes patrones alimentarios de absorción del hierro: Disponibilidad alta: dieta es variada y se incluyen alimentos de origen animal y vitamina C, y se estima en una absorción del 15-20% del hierro. Disponibilidad media: se absorbe alrededor del 10% de hierro cuando además de lo anterior, la diete incluye cereales, raíces y tubérculos. Disponibilidad baja, que da lugar a una media de absorción del 5%, a las dietas a base de cereales, raíces y tubérculos, pobres en alimentos animales y en vitamina C. En el mercado hay alimentos enriquecidos en hierro, fundamentalmente cereales, para asegurar un aporte insuficiente en casos de necesidades elevadas. En este caso es importante resaltar que su absorción disminuye mucho si se toman junto a café. El sulfato ferroso es el compuesto más económico suplementar farmacologicamente con hierro, siendo el fármaco más estudiado y por ello el más recomendado. Siempre se aconseja comenzar el tratamiento por vía oral y en ayunas, reservándose la vía parenteral para los casos en que la vía oral esté impedida, puesto que aporta pocas ventajas en cuanto a la rapidez de acción. Además la vía inyectable presenta una alta incidencia de reacciones anafilácticas, por lo que se administrará con mucha precaución.
Palabras claves:
  • ANEMIA FERROPÉNICA
  • CAFÉ
  • HEMO
  • HIERRO
  • NUTRICIÓN
  • VITAMINA C

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.