Digest

 

Son numerosos los pacientes que en la práctica clínica pueden recibir tratamiento combinado con un inhibidor de la enzima conversiva de la angiotensina (IECA) y ácido acetilsalicílico (AAS). Los IECA producen vasodilatación y favorecen la eliminación de sodio y agua inhibiendo la producción de angiotensina II, un potente vasoconstrictor, y de aldosterona. También inhiben la degradación de bradicininas (con efecto vasodilatador directo) y aumentan la formación de prostaglandinas vasodilatadoras (PGI2 y PGE2). El AAS bloquea la acción de la ciclooxigenasa e inhibe la síntesis de algunas prostaglandinas (PGI2, PGE2 y TXA2). Se ha planteado que el AAS, por su mecanismo de acción, podría contrarrestar algunos de los efectos de los IECA. También se ha indicado que el AAS reduce la síntesis renal de prostaglandinas y que podría favorecer la retención de sodio y agua. Pero, hasta ahora, los resultados de los estudios que han evaluado el efecto de la combinación de un IECA y el AAS sobre las concentraciones plasmáticas y/o urinarias de prostaglandinas han sido discrepantes. En algunos ensayos clínicos en pacientes con insuficiencia cardíaca o con infarto agudo de miocardio, se ha observado una menor reducción de la mortalidad o incluso una falta de reducción de la mortalidad con los IECA en los pacientes tratados de base con AAS. Sin embargo, ninguno de estos estudios había sido diseñado inicialmente para investigar la interacción entre los IECA y el AAS, y se han observado diferencias en las características basales y el pronóstico entre los pacientes tratados y los no tratados de base con AAS. Además, los datos más recientes indican que, aunque no se puede descartar del todo un cierto grado de interacción, tanto en los pacientes tratados como en los no tratados con AAS el hecho de añadir tratamiento con IECA supone una reducción de todos los acontecimientos cardiovasculares. Por tanto, actualmente debe mantenerse la recomendación de tratar con IECA y AAS a todos los pacientes en los que esté indicado y que no presenten contraindicaciones. Por otra parte, aunque la información sobre el efecto de la dosis de AAS en la interacción con los IECA es muy limitada, parece razonable utilizar dosis bajas de AAS (de 75 mg a 150 mg al día) porque su eficacia es similar a la de dosis superiores en la prevención de los acontecimientos cardiovasculares de la mayoría de las indicaciones.
Palabras claves:
  • ACIDO ACETILSALICÍLI
  • IECA
  • INTERACCIÓN

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.