Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La intoxicación se clasifica en aguda y crónica. La primera se suele presentar tras un intento de autolisis, mientras que la segunda se produce como resultado del uso terapéutico de la misma. Las manifestaciones clínicas de la intoxicación por digitalis son muy inespecíficas, y van desde astenia, anorexia, clínica gastrointestinal, visión verdosa o cefalea, hasta manifestaciones cardiacas, muchas de ellas relacionadas con alteraciones del ritmo. Entre los factores que pueden favorecer la intoxicación, podemos citar insuficiencia renal, hipotiroidismo, enfermedad pulmonar, alteraciones electrolíticas, como hipopotasemia, hipomagensemia o hipercalcemia, y tratamiento con algunos fármacos, como verapamilo, quinidina, rifampicina o ciclosporina. En la intoxicación se pueden usar como nivel máximo tolerable los 2 ng/mL, pero hay que tener en cuenta que a niveles inferiores se puede producir toxicidad, especialmente en pacientes con alguno de los factores anteriormente comentados. El lavado gástrico en las primeras dos horas tras ingestión puede ser útil, aunque hoy en día no es muy recomendado, porque puede producir un estímulo vagal que empeore la conducción cardiaca. Debido a que la digoxina sufre ciclo enterohepático, si tendrá utilidad la administración de carbón activo. También se deben tratar las alteraciones del potasio plasmático, tanto la hiper como la hipopotasemia. Las bradiarritmias se tratarán mediante atropina, agonistas beta como isoproterenol e incluso mediante marcapasos transitorio. Las taquiarritmias se pueden tratar mediante lidocaina, fenitoina o cardioversión, usándose está última solo en pacientes cuya vida este comprometida, y al menor nivel de energía eficaz. En estas situaciones también puede ser necesario utilizar anticuerpos antidigoxina. Para su uso se toman como criterio: ingestión de mas de 10 mg en adultos o 4 en niños, concentraciones de digoxina superiores a 5 ng/mL junto a arritmias potencialmente mortales e hiperpotasemia mayor de 5 mEq/L. El uso de anticuerpos no se recomienda en alergia a las proteínas de oveja. No existe actualmente consenso en cuanto a la realización de test de hipersensibilidad previo a la administración de estos anticuerpos.
Palabras claves:
  • DIGOXINA
  • INTOXICACION
  • ANTIDIGOXINA
  • LIDOCAINA
  • ATROPINA
  • ANTICUERPOS

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.