Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Los expectorantes son sustancias que activan la expulsión del esputo, bien aumentando su volumen hídrico, o estimulando el reflejo de la tos. También pueden potenciar los mecanismos de eliminación del moco de las vías bronquiales, como el movimiento ciliar. Su eficacia va a estar condicionada por la ingesta de líquidos, puesto que el agua ya tiene propiedades fluidificantes del moco, especialmente en pacientes deshidratados. Así mismo, el agua impide la desecación de moco bronquial, retrasando la formación de tapones de moco. También se puede administrar el agua mediante humidificación del ambiente. Los expectorantes más utilizados son los yoduros, sódico y potásico, que aumentan la secreción acuosa de las glándulas submucosas y salivales y de la mucosa nasal. Pueden actuar de modo directo o por reflejo vagal, y se eliminan por la mucosa respiratoria, donde ejercen una cierta acción mucolítica. Su eficacia es variable, apareciendo tras una semana de tratamiento, observándose la mayor eficacia en el asma bronquial, especialmente infantil, con secreción hiperviscosa, de modo que la fluidificación del tapón bronquial puede hacer que el paciente mejore, al menos subjetivamente. Los yoduros pueden producir molestias gastrointestinales, rinorrea y alteraciones tiroideas en administración crónica. Están contraindicados en hipertiroideos y embarazo. El guayacolato de glicerilo es un expectorante que aparece en la secreción bronquial a las pocas horas de su administración oral, reduciendo la mucosidad del esputo. Su efectividad en la bronquitis crónica es inconstante y dudosa, e innecesaria en broncopatías agudas. También puede hidratar y provocar tos la aplicación de suero hipertónico, aumentando el aclaramiento mucociliar, pero puede producir broncoespasmo y broncorrea que requiere su rápida aspiración. Otros preparados fitoterápicos pueden tener utilidad, pudiendo destacar plantas con mucílagos, como flores y hojas de malva y raíz de altea o malvavisco; demulcentes, de elección en embarazadas; plantas con aceites esenciales de eucalipto y pino; regaliz y polígala; y el mentol que por vía inhalatoria es muy útil en faringitis, laringitis y traqueobronquitis.
Palabras claves:
  • YODUROS
  • EXPECTORANTES
  • GLICERILO
  • GUAYACOLATO
  • MOCO
  • SUERO HIPERTÓNICO

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.