Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

El infarto agudo de miocardio representa en la actualidad la causa de muerte más común alrededor de todo el mundo, por lo que en los últimos años ha cobrado gran importancia la prevención secundaría tras un evento, puesto que reduce la incidencia de recurrencias y muerte. A pesar de esto, hoy en día su aplicación permanece en un estatus suboptimo. El número de pacientes en esta condición, los beneficios de la terapia a largo plazo, la elevada frecuencia de comorbilidad y los problemas psicosociales que esta condición lleva asociados ha situado a la atención primaria en un lugar prioritario para la aplicación de esta prevención. Dentro de los fármacos útiles en este tratamiento podemos citar antiagregantes, betabloqueantes, estatinas e inhibidores de la enzima convertidora de angiotesina. Un metaanalisis reciente apoya el uso de aspirina a bajas dosis (75-150 mg/día) a largo plazo en la prevención secundaria. Dosis mayores (500-1500 mg/día) no se han mostrado más efectivas, y se han asociado con gastrotoxicidad. La ticlopidina puede ser una buena alternativa, aunque cara, en pacientes con alergia o intolerancia gástrica a la aspirina. La adición de clopidogrel a la aspirina durante nueve meses en pacientes con síndrome coronario agudo, es decir infarto de miocardio con elevación del segmento ST puede prevenir nuevos eventos o infartos no fatales, pero aumenta el riesgo de sangrado, por lo que no se deben asociar rutinariamente. Los Inhibidores de la enzima convertidora de angiotesina actualmente están recomendados en pacientes que han sufrido un infarto y presentan síntomas de insuficiencia cardiaca o disfunción ventricular izquierda confirmada. Dos estudios recientes indican que estos fármacos pueden tener utilidad en la reducción de eventos cardiacos o muerte en los pacientes tratados, sin tener en cuenta posibles insuficiencias ventriculares. También se han publicado estudios que ponen de manifiesto una menor frecuencia de reingresos en pacientes postinfartados tratados con ramiprilo. Los antagonistas de los receptores de angiotensina II están indicados en pacientes intolerantes a los Inhibidores de la enzima convertidora de angiotesina.
Palabras claves:
  • INFARTO AGUDO
  • BETABLOQUEANTES
  • ANTIAGREGANTES
  • MIOCARDIO
  • PREVENCIÓN SECUNDARI
  • IECA

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.