Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La ansiedad y depresión son comunes en la población general, presentándose con una prevalencia especialmente elevada en pacientes con enfermedad cardiovascular. Esta asociación se ha demostrado entre el infarto de miocardio y síntomas de depresión mayor, así como entre ansiedad y enfermedad coronaria e hipertensión. La aparición de ambas patologías, en principio se puede atribuir a problemas psicológicos derivados del diagnostico de una enfermedad, pero esto no explica el caso contrario, es decir el exceso de incidencia de problemas cardiovasculares y el peor pronostico que se observa en pacientes que presentan trastornos de ansiedad o depresión. Una posible explicación biológica de esta comorbilidad sería que el déficit de serotonina contribuiría no solo al desarrollo de enfermedades psiquiátricas, sino que también sería causante de hipertensión y el riesgo cardiovascular. Además los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina podrían disminuir el riesgo de eventos cardiovasculares por disminución de la agregación plaquetaria y por disminuir la variabilidad en el ritmo cardiaco. A todo esto hay que añadir que la ansiedad y depresión pueden dificultar el cumplimento con el régimen terapéutico y con las recomendaciones referentes al estilo de vida. Por todo ello, las presencia de un trastorno psiquiátrico puede empeorar el pronostico en pacientes con problemas cardiovasculares. Hasta hace poco no se habían llevado a cabo estudios con antidepresivos en este grupo de población, pero recientemente se han publicado 5 estudios que han generado evidencia para la mayoría de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina en infarto de miocardio, angina de pecho e hipertensión. El mayor estudio se llevó a cabo con sertralina, sobre 369 pacientes con depresión ingresados en el hospital por infarto de miocardio o angina inestable. En este estudio se observó que sertralina fue tan eficaz como placebo, y significativamente mas efectivo en tratar pacientes con depresión severa. También se han llevado a cabo 5 ensayos con inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina en pacientes con enfermedad cerebrovascular. En tres de ellos fluoxetina y citalopram fueron más efectivos que placebo, un cuarto mostró que fluoxetina era útil, pero solo en la fase abierta de seguimiento, y el quinto concluyó que nortriptilina era superior a fluoxetina y placebo en la remisión de los síntomas de la depresión.
Palabras claves:
  • HIPERTENSIÓN
  • ENFERMEDAD CORONARIA
  • DEPRESIÓN
  • INFARTO DE MIOCARDIO
  • ANSIEDAD
  • SERTRALINA
  • ANTIDEPRESIVOS

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.