Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Otros estudios han valorado el impacto del tratamiento antidepresivo en las enfermedades cardiovasculares. Así, un estudio caso control sobre 5.336 pacientes demostró que el uso de fluoxetina, paroxetina o sertralina produjo una disminución en el odd ratio de 0,59 para el infarto de miocardio. Los pacientes tratados con sertralina, en el estudio antes comentado sobre 369 pacientes, presentaron una tendencia a desarrollar menos eventos cardiacos serios que placebo (22,4 vs 14,5%) sugiriendo un efecto cardioprotector del fármaco. En otro estudio fluoxetina fue más efectivo en disminuir la presión arterial que el antihipertensivo moxonidina en hipertensos con trastornos del pánico. Con antidepresivos tricíclicos se ha observado un aumento del riesgo cardiovascular, pero en un estudio de depresión tras un derrame, nortriptilina y fluoxetina se asociaron a una menor mortalidad que placebo cuando los pacientes fueron seguidos durante nueve años. Terapias no farmacológicas, como las cognitivo conductuales se han mostrado efectivas en el tratamiento de depresión y la ansiedad. Recientemente se ha realizado un estudio en que estos tratamientos se han mostrado efectivos en el tratamiento de estas entidades tras un infarto de miocardio, pero esto no se ha traducido en una mejora en cuanto a la prevención de eventos cardiacos posteriores, por el contrario, los antidepresivos si se asociaron con menor mortalidad, y menos incidencia de infartos de miocardio no fatales. Por todo lo visto hasta ahora, es importante el diagnostico de depresión y ansiedad en pacientes con enfermedad coronaria o hipertensión. Además estos trastornos deben ser preferentemente tratados con fármacos antidepresivos.
Palabras claves:
  • SERTRALINA
  • INFARTO DE MIOCARDIO
  • HIPERTENSIÓN
  • ENFERMEDAD CORONARIA
  • DEPRESIÓN
  • ANTIDEPRESIVOS
  • ANSIEDAD

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.