Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La epilepsia es la enfermedad neurológica más frecuente en mujeres embarazadas y requiere tratamiento continuado durante el embarazo, ya que aproximadamente un tercio de las pacientes experimenta un incremento de la frecuencia de las convulsiones durante la gestación, lo que comporta un mayor riesgo de complicaciones. La mayoría de los datos disponibles indican que los hijos de las mujeres epilépticas tienen un riesgo 2 o 3 veces superior al de la población general de nacer con malformaciones congénitas, aunque un 90 % tiene hijos sanos. Las causas de estas malformaciones no están claras y podrían ser multifactoriales, pero es indudable que los fármacos antiepilépticos son potencialmente teratógenos, sobre todo cuando se administran en politerapia y en dosis altas. Su efecto a largo plazo sobre el desarrollo psicomotor de la descendencia es desconocido. Todos los fármacos antiepilépticos clásicos se han asociado con alguna de las anomalías englobadas en la denominada embriopatía por antiepilépticos, y la información para los nuevos fármacos antiepilépticos es todavía limitada y no permite establecer su seguridad con respecto a los primeros. Por otro lado, el mal control de la enfermedad incrementa el riesgo de convulsiones y su efecto es perjudicial tanto para la madre como para el feto. Por este motivo, es importante mantener una buena adherencia al tratamiento, que en principio será con el fármaco o fármacos que mejor controlen la enfermedad. Por otro lado, aunque el impacto sobre la reducción del riesgo de teratogenia de los fármacos antiepilépticos es controvertido, se recomienda administrar suplementos de ácido fólico durante el período periconcepcional a todas las mujeres que planeen un embarazo y vitamina K al final del embarazo y al neonato.
Palabras claves:
  • Antiepilépticos
  • Embarazo
  • Malformaciones congénitas

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.