Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La gota es un síndrome que resulta del depósito tisular de cristales de urato debido a un aumento de la producción y/o disminución de la eliminación de ácido úrico. Hablamos de hiperuricemia asintomática cuando la concentración sérica de ácido úrico es mayor de 7 mg/dl y no se han producido síntomas del depósito de uratos. No hay pruebas de que la hipeuricemia sea un verdadero factor de riesgo vascular. En la actualidad no se recomienda el tratamiento farmacológico de la hiperuricemia asintomática salvo en determinadas situaciones. El tratamiento de la artritis gotosa aguda deber ser rápido. La colquicina, que ha sido el fármaco de elección durante siglos, se utiliza poco en la actualidad debido a su toxicidad. Los AINE son los preferidos hoy día por su gran eficacia y tolerancia, pero a veces producen efectos adversos importantes. Si el enfermo no puede tomar medicación oral o están contraindicados los AINE, pueden emplearse los glucocorticoides. Aunque algunos pacientes pueden tener una única crisis, el 80 % padece un segundo ataque antes de 2 años. Existen varias medidas para reducir las recidivas: evitar los factores desencadenantes (transgresiones dietéticas, traumatismos, ayunos), inhibir la respuesta inflamatoria a los cristales de urato con dosis bajas de colquicina o AINE y corregir la hiperuricemia perdiendo peso, evitando el uso innecesario de diuréticos, moderando el abuso de alcohol o usando fármacos hipouricemiantes. En el tratamiento a largo plazo para reducir la uricemia y alterar la historia natural de la gota existen 2 puntos básicos: cambio en el estilo de vida y el uso de fármacos hipouricemiantes. La pérdida de peso en obesos no sólo disminuye la uricemia y la uricosúria, sino que también mejora el control de la HTA, dislipemia y diabetes mellitus. El alopurinol es actualmente el fármaco más utilizado. No hay pruebas de que elegir entre alopurinol o un uricosúrico según la excreción urinaria de ácido úrico conduzca a menos recurrencias de artritis gotosa. En principio los uricosúricos están contraindicados si hay antecedentes de urolitiasis o hiperuricosuria. Las bases del tratamiento de la gota se establecieron hace años por lo que hay muy pocos ensayos clínicos controlados y todavía quedan muchas áreas de incertidumbre.
Palabras claves:
  • Gota úrica
  • Colquicina
  • Alopurinol
  • Uricosúricos

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.