Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La suspensión de un tratamiento anticoagulante oral con antivitamina K - warfarina o acenocumarol (SINTROM) - en plan preventivo, expone a un riesgo de accidente tromboembólico potencialmente grave o incluso fatal, aunque se trate de una suspensión temporal para una extracción dental. Los accidentes graves parecen raros, pero se han descrito algunos con detalle. La evaluación clínica de los riesgos de sangrados persistentes después de una extracción dental en pacientes con anticoagulante se basa principalmente en la descripción de 1964 extracciones en 774 pacientes tratados con warfarina. Ningún paciente tuvo sangrados graves. En 12 pacientes, un sangrado persistente motivó un gesto hemostático suplementario, en la mayoría de los casos, a causa de una sobredosis o de una interacción medicamentosa. Un ensayo comparativo randomizado con 109 pacientes no mostró ventajas al interrumpir el tratamiento anticoagulante administrado a dosis terapéuticas con un INR (International Normalized Ratio) comprendido entre 2 y 4. Además, un estudio de 543 extracciones dentales no mostró correlación estadística entre el riesgo de sangrado persistente y el INR, si este último está comprendido entre 1,5 y 4. En los pocos casos de sangrado persistente fueron suficientes medidas de hemostasis local. En algunos pacientes con alto riesgo tromboembólico, era costumbre instituir un descanso de heparina antes de una extracción dental, lo que requería la mayoría de las veces la hospitalización del paciente. Sin embargo, no se dispone de un ensayo comparativo de buen nivel de pruebas evaluando el balance beneficios-riesgos de dicho descanso. CONCLUSION: en caso de extracción dental, está justificado proseguir el tratamiento con anticoagulantes a dosis terapéuticas, vigilando por una parte las eventuales interacciones medicamentosas y por otra parte, que el INR sea inferior a 4.
Palabras claves:
  • extracciones dentales
  • riesgo tromboembólico
  • sangrados persistentes
  • SINTROM
  • warfarina

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.