Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

En la actualidad se conoce la elevada prescripción de hipnóticos en el tratamiento del insomnio, la mayoría en la población geriátrica representando un riesgo a nivel individual y para la salud pública. El abordaje terapéutico del insomnio empieza por averiguar la posible causa y con medidas de carácter general, como moderar el consumo de cafeína y alcohol, limitar el tiempo de la siesta, evitar las comidas copiosas, ejercicio y actividades estimulantes por la noche, intentar levantarse e ir a dormir a la misma hora cada día entre otras medidas. Los hipnóticos solo deberían ser utilizados en periodos cortos y siempre como tratamiento concomitante a otras medidas ya sean de carecer general o de tipo psicológico. Se recomiendan fármacos de acción corta para minimizar los posibles efectos sedantes que pueden permanecer el día posterior y siempre administrar la dosis mínima eficaz. La gente mayor es especialmente vulnerable al efecto sedativo y hay una mayor posibilidad de la aparición de efectos no deseados como ataxia, alteraciones motoras y confusión mental que se suman al estado natural del anciano que contribuyen a sufrir algún accidente o caída. Tradicionalmente las benzodiazepinas (BDZ) han sido utilizadas como agentes hipnóticos, actualmente hay un incremento en el uso de otros hipnóticos como zaleplon, zolpidem y zopiclona, fármacos químicamente distintos a las BDZ pero con el mismo mecanismo de acción.
Palabras claves:
  • Insomnio
  • Benzodiazepinas
  • Zolpidem
  • Zaleplon
  • Zopiclona
  • hiopnóticos

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.