Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La diarrea es el incremento del ritmo normal de defecación. Es un signo, más que una enfermedad en sí misma, y puede deberse a distintas causas (infección, medicamentos, enfermedad sistémica, inflamación abdominal, tumor, alergia...) Según la duración del proceso puede ser aguda o crónica. La primera tiene una duración menor a dos semanas y dependiendo de si va acompañada de fiebre, deshidratación o dolor abdominal se clasificará como leve, moderada o grave. La etiología más frecuente de diarrea aguda es la infecciosa. En niños menores de dos años casi todos los casos son de causa viral y en personas mayores aumenta la frecuencia de diarreas por medicamentos y tumores. Una forma especial de diarrea aguda es la diarrea del viajero, normalmente de origen bacteriano y que afecta a personas que viajan a zonas con pobres condiciones de higiene. La mayoría de las diarreas agudas son leves y de carácter autolimitado. Por tanto el tratamiento estándar es sintomático, con reposición de líquidos y electrolitos. Es además importante seguir una dieta suave que permita el acostumbramiento progresivo del intestino a sus funciones habituales. Con este fin se emplean: - soluciones de rehidratación oral - adsorbentes (carbón micronizado, atapulgita y combinaciones de almidones, pectina y gelatina. Existen dudas sobre su eficacia real) - fermentos lácticos (en cuadros asociados a Clostridium difficile) - inhibidores de la motilidad intestinal - inhibidores de la secreción acuosa intestinal - antiinfecciosos intestinales (necesarios y efectivos en pocos casos) El farmacéutico puede valorar la causa o gravedad de la diarrea realizando algunas preguntas al paciente que realiza la consulta y en función de las respuestas decidir si hace falta derivar el caso al médico. La información más importante es la que se refiere a duración, presencia de sangre, coexistencia de otros síntomas, viajes realizados, alimentación, y edad. En general se debe enviar al médico a todos los pacientes menores de dos años y mayores de dos que presenten un cuadro de más de tres días, con fiebre, deshidratación, dolor abdominal agudo, sangre en heces o que sufren otra enfermedad crónica como diabetes, úlcera o afectación cardiaca. Hay que recordar que no está indicado el uso de antidiarreicos de forma sistemática ya que la mayoría de los casos son de origen infeccioso y en estas situaciones dificultan la eliminación de los microorganismos causantes y sus toxinas.
Palabras claves:
  • defecación
  • rehidratación oral
  • motilidad intestinal
  • antiinfecciosos intestina
  • deshidratación
  • diarrea

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.