Digest

 

La alteración de la microflora intestinal se piensa que puede ser una de las posibles causas del desarrollo de enfermedades atópicas. Esta idea es recogida para el uso de probióticos en la prevención y tratamiento de estas enfermedades. En estudios in vitro e in vivo se ha encontrado que algunos probióticos pueden estimular las respuestas antiinflamatorias y antialérgicas. Estos efectos pueden ser debidos a la capacidad de los probióticos a restaurar la permeabilidad intestinal y la flora alteradas, características encontradas en niños con eczema atópico y alergias alimenticias. También se ha visto que los probióticos aumentan la respuesta específica de IgA en el tracto gastrointestinal, fomentando los mecanismos de defensa digestivos y reduciendo las citoquinas asociadas con la inflamación alérgica. Según un ensayo clínico la administración de probióticos en el embarazo y en el periodo de lactancia o la administración directa en el niño ayuda a prevenir la aparición de eczema atópico en el niño con historia previa familiar de enfermedades atópicas. No existen evidencias que la utilización de probióticos en el tratamiento del eczema atópico ya establecido, la rinitis alérgica o asma pueden ayudar al control o al desarrollo de la enfermedad. En general los probióticos son bien tolerados, solo en pacientes inmunocomprometidos se han descrito infecciones graves.
Palabras claves:
  • Probióticos
  • eczema atópico
  • rinitis alérgica

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.