Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Muchos analgésicos y antibióticos son compatibles con la lactancia. Para evitar posibles efectos adversos al lactante se debería usar la mínima dosis efectiva de fármaco. La cantidad de fármaco excretado en leche materna depende de las características fisico-químicas de dicho fármaco. Aquellos fármacos que se unen en alto grado a proteínas de la leche, que son lipófilos y de bajo peso molecular, se acumulan más fácilmente en leche materna que aquellos que tienen alta unión a proteínas plasmáticas, hidrófilos y de alto peso molecular. La relación entre la concentración de fármaco en leche materna y la concentración de fármaco en plasma se cuantifica con el M/P ratio, que se emplea para estimar la cantidad de fármaco que se excreta en leche materna. La exposición del lactante a un fármaco no sólo depende del M/P ratio sino también de la dosis, del intervalo posológico, cantidad de leche ingerida, número de tomas y de la relación entre la hora a la que se administra el fármaco y el momento de la toma de leche. Las penicilinas, el ácido clavulánico, y las cefalosporinas se pueden tomar durante la lactancia. En cuanto a los macrólidos, la eritromicina es la de elección en el periodo de lactancia, aunque también se podría utilizar otro macrólido si estuviera indicado. La AAP (American Academy of Pediatrics), recomienda parar la lactancia durante 12- 24 h después de una dosis única de metronidazol. Aunque algunos datos sugieren que dosis bajas o tratamientos cortos con metronidazol son compatibles con la lactancia. Las fluorquinolonas no se deben utilizar como primera opción durante la lactancia, aunque se pueden emplear si se considera esencial su uso. En este caso se recomienda evitar el ciprofloxacino ya que se excreta en mayor proporción en leche materna que el resto de fluorquinolonas. Analgésicos como el paracetamol, bajas dosis de aspirina (= 100 mg/d), tratamientos cortos con otros AINEs, codeína (<240 mg/d), morfina y dextropropoxifeno son compatibles con la lactancia. Sin embargo, se deben considerar otras alternativas más seguras antes que utilizar petidina, dipirona y altas dosis de aspirina.
Palabras claves:
  • carbamazepina
  • micosis
  • fungoide
  • pseudo micosis
  • Toxicidad
  • Antibióticos
  • AINEs
  • lactancia

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.