Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Los glucocorticoides representan un grupo de fármacos muy importante en la clínica diaria debido a sus efectos antinflamatorios e inmunosupresores. La lista de indicaciones que tienen los glucocorticoides es muy larga, incluyendo desordenes comunes como alergias, alteraciones reumáticas, dermatológicas y otras enfermedades sistémicas. Sin embargo, producen muchos efectos adversos, que, a veces limitan su uso, sobretodo a altas dosis y en tratamientos prolongados. La introducción de los glucocorticoides en la medicina, en 1948, fue tan importante, que muchos autores dividen la historia en ""BC"" y ""AC"" (""before cortisol"" y ""after cortisol""). Entre 1950-1960 se sintetizaron nuevos corticoides con mayor potencia glucocorticoide y menor efecto mineralocorticoide (prednisona, prednisolona, dexametasona, betametasona), reduciendo así los efectos indeseables. Más tarde, lo que se intentó fue minimizar los efectos adversos, modificando las formas farmacéuticas como son los corticoides inhalados para el asma y rinitis alérgica, aplicación tópica en la enfermedad de Crohn, o inyecciones articulares en alteraciones reumáticas. Actualmente está en desarrollo una formulación liposomal de glucocoticoides. Los liposomas se acumulan selectivamente en lugar de inflamación, de ese modo, se consiguen altas concentraciones locales de glucocorticoides. También se están investigando formas de liberación modificada de glucocorticoides. Otra sustancia en estudio es el ácido glicirretínico; se ha visto que inhibe a la 11- beta- hidroxidoesteroide deshidrogenasa, aumentando los niveles y la acción de los glucocorticoides. Actualmente están en fase de desarrollo nuevos glucocorticoides, y de momento hay dos vías que están ofreciendo resultados prometedores: El primer desarrollo son los nitroesteroides (NO-prednisolona, NO-hidrocortisona), que liberan lentamente óxido de nitrógeno, el cual tiene efectos antinflamatorios consiguiendo, así, un efecto sinérgico. Estudios animales sugieren que NO-prednisolona es 10 veces más potente que la prednisolona en modelos con artritis y peritonitis y que además produce en menor incidencia aparición de osteoporosis. La segunda vía de investigación son los SEGRAs (agonistas selectivos de receptores glucocorticoides), con los que se consiguen efectos antinflamatorios y menos efectos adversos.
Palabras claves:
  • Glucocorticoides
  • antinflamatorios
  • inmunosupresores
  • corticoides
  • mineralocorticoide

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.