Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Existe cierta controversia en relación con la interacción perjudicial que puede producir la vacuna antigripal (VAG) con el tratamiento con anticoagulantes orales. Mientras que en algunos estudios la vacuna producía un aumento del tiempo de protrombina, determinado como International Normalized Ratio (INR), en otros éste no se modificaba o incluso descendía. En ningún trabajo se han evidenciado complicaciones hemorrágicas que se puedan atribuir a un aumento del tiempo de protrombina. Los centros para el control de enfermedades (CDC) recomiendan la vía intramuscular en el músculo deltoides para la administración de la vacuna contra el virus influenza por 2 motivos: a) los datos sobre la inmunogenicidad y la reactogencicidad de la vacuna se han obtenido para la vía intramuscular y no hay evaluaciones sobre la administración por otras vías en personas de alto riesgo, y b) los coadyuvantes producirían menos efectos locales por vía intramuscular que por la vía subcutánea o itradérmica. Hasta el momento la vía recomendada para la administración de la VAG en pacientes que reciben tratamiento anticoagulante ha sido la subcutánea. La vacuna por vía intramuscular se desaconsejaba por el presunto riesgo de desarrollar hematomas musculares. Sin embargo, estas recomendaciones se emitían en artículos de opinión sin que hubiese una base científica que la sustentase. Se ha realizado un ensayo clínico, fase IV, aleatorizado, simple ciego, paralelo, llevado a cabo por un equipo de atención primaria con el objetivo de comparar la seguridad y la efectividad de la administración intramuscular deltoidea de la VAG respecto a la subcutánea en pacientes que reciben anticoagulantes orales. RESULTADOS: se incluyó a 59 pacientes (28 en los que la VAG se administró por vía subcutánea y 31 por vía intramuscular). No se modificó el INR después de la administración subcutánea (p = 0.38) ni intramuscular (p = 0.49). No se observaron efectos secundarios sistémicos. Se observaron más lesiones cutáneas en la administración subcutánea (71.4%) que en la intramuscular (25.8%) (p< 0.0001). En el resto de variables se observa una tendencia a que el grupo de administración subcutánea presente más dolor ( el 35.7 frente al 22.6%) y un mayor diámetro braquial (el 42.9 frente al 29%), sin diferencias significativas. Presentaron clínica compatible con la gripe un 3.2% del grupo intramuscular y un 7.1% del grupo de administración subcutánea, sin ser diferencias significativas. CONCLUSIONES: aunque los resultados deben interpretarse de forma prudente, no hay ninguna justificación actual para contraindicar la administración de la VAG por vía intramuscular; incluso la administración por vía subcutánea presenta más efectos secundarios.
Palabras claves:
  • Vacunas
  • Seguridad
  • Vacuna Antigripal
  • Anticoagulantes

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.