Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Las interacciones farmacológicas se pueden clasificar según diferentes criterios. Por el resultado, hablamos de sinergia cuando se produce un aumento del efecto, y de antagonismo en caso contrario. Por el mecanismo de producción, diferenciamos las interacciones farmacocinéticas de las farmacodinámicas.

Se considera interacción clínicamente relevante la que ocurre entre 2 fármacos utilizados de forma correcta y que obliga a modificar la dosificación de alguno de ellos o a otro tipo de intervención médica.

En el caso de los antihipertensivos, las interacciones mejor conocidas son las de tipo farmacodinámico, que dan lugar a efectos sinérgicos y que permiten el tratamiento de la hipertensión mediante el uso conjunto de 2 o más fármacos. La asociación de antihipertensivos es un ejemplo práctico de interacciones con efecto beneficioso e interés terapéutico. No obstante, algunos fármacos pueden presentar, por sus características, interacciones responsables de reacciones adversas. Si tenemos en cuenta la elevada prevalencia de la hipertensión, el progresivo envejecimiento de la población y la frecuencia de la polimedicación en pacientes hipertensos, es fácil comprender la necesidad de una actitud vigilante ante la posible aparición de interacciones en estos pacientes.

Entre los fármacos antihipertensivos, los diuréticos y los inhibidores de la enzima conversiva de la angiotensina (IECA) son los menos afectados por las interacciones. Los bloqueantes beta adrenérgicos liposolubles pueden presentar algunas con interés clínico, mientras que el grupo de los antagonistas del calcio, en especial los no dihidropiridínicos, es el más implicado en interacciones farmacocinéticas que pueden tener importancia clínica.

Los antagonistas del receptor de la angiotensina II (ARA II) presentan diferencias entre ellos que deberían ser tenidas en cuenta al administrarlos a pacientes que reciben otros medicamentos. Las interacciones que con mayor frecuencia causan problemas son las de tipo farmacocinético, sobretodo las relacionadas con el metabolismo a través del sistema del citocromo P450 o el aclaramiento presistémico por medio de la P-glucoproteína. Se recomienda prestar especial atención ante la posibilidad de que se presenten interacciones en el paciente hipertenso, cuando se trata de fármacos de reciente comercialización o de fármacos que se metabolizan por el CYP450 o que tienen un elevado aclaramiento presistémico, lo que suele conllevar a una baja disponibilidad. Por tanto, pequeñas modificaciones en la concentración plasmática pueden resultar peligrosas.

No se debe olvidar tampoco el papel de algunos medicamentos tomados como automedicación o el de las plantas medicinales que pueden verse implicados en interacciones.

Palabras claves:
  • Fármacos Antihipertensivo
  • Interacciones farmacológicas

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.