Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La falta de adherencia a los regímenes de medicación es común y contribuye al empeoramiento de la enfermedad, incremento de costes sanitarios e incluso la muerte del paciente. Los profesionales sanitarios deben siempre intentar detectar la falta de adherencia al tratamiento y promoverla haciendo ver al paciente la importancia del cumplimiento, facilitando el régimen posológico y adaptándolo a su estilo de vida. Para esto se debe manifestar una buena actitud frente al paciente y no intentar juzgarle por su falta de cumplimiento. La adherencia al tratamiento se define como el grado (porcentaje) en el que el paciente toma la medicación de acuerdo con la prescripción médica. Suele ser mayor en pacientes con patologías agudas comparados con aquellos que padecen enfermedades crónicas. Este segundo grupo tiene tendencia a empeorar el cumplimiento a partir de los seis meses de tratamiento. La adherencia en el caso de ensayos clínicos es mayor, sin que haya un acuerdo claro sobre los valores considerados como adecuados. Existen varios métodos para medir la adherencia al tratamiento, cada uno con sus ventajas e inconvenientes y sin que ninguno pueda considerarse como ideal. Algunos de éstos son: a) métodos directos (caros y en ocasiones molestos para el paciente): terapia directamente observada, niveles en sangre u orina del fármaco o marcador; b) métodos indirectos (más fáciles pero a veces imprecisos): cuestionarios, valoración de la respuesta clínica, recuento de comprimidos, monitores electrónicos, seguimiento de un ""diario de medicación"" por parte del paciente,... Se describen las formas más frecuentes de no adherencia así como las pautas posológicas que facilitan un mejor cumplimiento, las formas de identificarla y los inconvenientes que se encuentran los pacientes al tomar la medicación y que propician una pérdida de adherencia al tratamiento. Los métodos empleados para mejorar la adherencia se pueden clasificar en cuatro grupos: educación al paciente, mejora de las pautas de dosificación, ampliación de los horarios de atención al paciente en centros sanitarios (y disminución de tiempos de espera) y mejora en la comunicación médico-paciente. Se proponen algunas estrategias dirigidas a mejorar la adherencia en casos de infección por HIV, hipertensión, enfermedades psiquiátricas y pacientes pediátricos.
Palabras claves:
  • adherencia
  • cumplimiento

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.