Digest

 

Se recogen retrospectivamente todos los casos de síndrome de hipersensibilidad a anticonvulsivantes declarados por médicos, enfermeras y detectados por la revisión diaria de las órdenes médicas. Posteriormente se revisan las historias clínicas para comprobar si se producen dos o más de los siguientes síntomas: rash, fiebre, linfadenopatías, hepatitis o alteraciones hematológicas. También se revisó el perfil Farmacoterapéutico de los pacientes para verificar que existiera una secuencia cronológica entre la administración y la aparición de los efectos adversos y descartar que fuera consecuencia de otros fármacos. Entre 1998 y 2000 se detectaron 42 casos, principalmente en niños. Las reacciones de hipersensibilidad, por orden de frecuencia de aparición, fueron: rash, fiebre, alteración hepática, linfoadenopatías y alteraciones hematológicas. Después de suspendido el primer fármaco (fenitoína o carbamazepina) e iniciado el segundo (también un anticonvulsivante de estructura aromática), aparecieron nuevos episodios de hipersensibilidad en el 45% de los pacientes. El síndrome de hipersensibilidad a anticonvulsivantes no es una reacción de hipersensibilidad típica. Generalmente aparece tras 2-4 semanas de tratamiento y tienen una incidencia baja (1/1000). Existen diversas teorías que explicarían hipersensibilidad cruzada pero la más aceptada es que los anticonvulsivantes aromáticos (carbamazepina, fenitoína y fenobarbital) son metabolizados a intermedios epoxi muy reactivos capaces de iniciar una respuesta inmunológica.
Palabras claves:
  • CARBAMAZEPINA
  • FENITOÍNA
  • FENOBARBITAL
  • HIPERSENSIBILIDAD

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.