Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La Leucemia Mieloide Crónica (LMC) está causada por la adquisición de una mutación oncogénica (fusión bcr/abl) en las células hematopoyéticas y se caracteriza por la aparición de granulocitosis, esplenomegalia y síntomas constitucionales. Presenta una fase crónica que tras unos 4 años se transforma en avanzada y que acaba degenerando en una leucemia aguda (mieloide o linfoide). El tratamiento con finalidad curativa debe realizarse durante la fase crónica y existen tres opciones terapéuticas: 1) Interferón-alfa asociado o no a dosis bajas de citarabina con lo que se consigue una supervivencia media de 6 años pero a este tratamiento sólo responden un 10-30% de los pacientes; cuando se asocia citarabina, la respuesta alcanza al 41%; 2) Imatinib (Glivecº) que a dosis de 400 mg/día induce remisión completa de la enfermedad en el 70% de los pacientes y que podría mejorarse si se empleara a dosis de 800 mg/día; y 3) Trasplante alogénico de progenitores hematopoyéticos que es la terapéutica con la que es más pausible la curación ya que la remisión completa a los 8 años se mantiene en el 50% de los pacientes. Sin embargo, el 50% de los pacientes trasplantados padecen Enfermedad del Injerto Contra el Huésped (EICH), aguda o crónica, y la mortalidad relacionada con el trasplante está en torno al 41%. Desde la comercialización de imatinib se insiste en la utilización de fármacos como primera línea de tratamiento de la LMC para evitar la mortalidad y morbilidad crónica asociada al trasplante; más aún cuando ya se ha demostrado que la terapéutica farmacológica inicial no afecta al éxito del futuro trasplante. En relación a la utilidad de los tests genéticos los autores repasan su importancia en: 1) Diagnóstico, un test que detectara la presencia o ausencia de la traslocación bcr/abl seria una herramienta muy útil a pesar que esta mutación también puede encontrarse en la Leucemia Linflobástica Aguda (LLA); 2) Enfermedad mínima residual/respuesta al tratamiento, la ausencia de células leucémicas en el aspirado de médula ósea no es una técnica lo suficientemente sensible por lo que son más útiles otras como el FISH (""Fluorescence In Situ Hybridation), el inmunofenotipado o la PCR (""Polimerase Chain Reaction""); y 3) Detección de resistencias a Imatinib, los pacientes con LMC pueden presentar resistencia a Imatinib primaria o secundaria (tras la exposición al fármaco); en estos casos puede haber una sobreexpresión del oncogen, mutaciones en la tirosina kinasa (diana de imatinib), y otras que se están descubriendo y estudiando. Las mutaciones que afectan al lugar de unión de imatinib confieren también resistencia a los inhibidores de la tirosina kinasa de segunda generación.
Palabras claves:
  • CITARABINA
  • IMATINIB
  • INTERFERÓN-a
  • LEUCEMIA MIELOIDE CRÓNICA
  • ONCOGEN

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.