Digest

 

Como ya se sabe, un efecto adverso neurológico, dosis dependiente, de la metoclopramida son las reacciones de distonías agudas. Se dan sobre todo en niños y adultos jóvenes y suelen estar relacionadas con una sobredosis relativa o o dependen de la sensibilidad individual. Los trastornos se presentan al empezar el tratamiento, a menudo durante los tres primeros días, a veces incluso con la primera dosis y se manifiestan al cabo de 1-3 h de la administración por una hipertonía que suele localizarse en la cara y en la nuca. Entre otras se pueden observar crisis oculógiras, discinesias bucolinguales o tortícolis espasmódicas. También se puede dar una afección distónica del tronco y de los miembros, pero es menos frecuente. Debido a la espectacularidad del cuadro clínico, muchas veces el paciente es hospitalizado y se le realizan múltiples exploraciones inútiles, sin pensar en el origen yatrógeno. Al suspender la metoclopramida el cuadro evoluciona hacia una regresión rápida y sin secuelas, ya sea espontáneamente o con un tratamiento sintomático (benzodiazepinas o anticolinérgicos). En la práctica, conviene informar a los pacientes y a los padres de los niños de la existencia de este riesgo, recomendarles que no sobrepasen la dosis prescrita y que respeten un intervalo al menos de 6 h entre las tomas, incluso en caso de vómitos.
Palabras claves:
  • RECOMENDACIONES
  • ANTICOLINERGICOS
  • CONSEJOS
  • YATROGENIA
  • AFECTOS-ADVERSOS
  • DOSIS
  • TRATAMIENTO
  • NIÑOS
  • EVOLUVION
  • BENZODIAZEPINAS
  • SINTOMAS
  • JOVENES

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.