Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La leucemia linfática aguda (LLA) es el resultado de la expansión monoclonal de células linfoides inmaduras en médula ósea, sangre y otros tejidos. Tiene una incidencia de 1/100.000 y es más frecuente en los extremos de la vida. La tasa de curación en niños es del 80% mientras que en adultos es del 30-40%. En su etiología, existe una predisposición genética y mayor riesgo en pacientes con trisomia del cromosoma 21, síndrome de Klinefelter o enfermedades hederitarias como la anemia de Fanconi o el síndrome de Bloom. También se ha asociado a la infección por virus: virus humano linfotrófico tipo 1, virus Epstein-Barr y el VIH. La enfermedad se presenta con síntomas inespecíficos como fatiga, debilidad, diseña, aparición de infecciones, petequias, linfoadenopatías y hepatoesplenomegalia. Su diagnóstico se establece tras el estudio morfológico e inmunofenotipado de los blastos e identificación citogenética-molecular de las anormalidades; según estas características se clasifica en diferentes tipos y subtipos. Su tratamiento tiene como objetivos la recuperación de la hematopoyesis normal, la prevención de la parición de clones resistentes, el proporcionar profilaxis a los lugares santuario (sistema nervioso central) y eliminar la enfermedad mínima residual. Consta de tres fases de quimioterapia; inducción, consolidación y mantenimiento. Los protocolos de tratamiento incluyen antraciclinas, vincristina, esteroides, metotrexato, citarabina, ciclofosfamida y agentes más específicos según el subtipo, como rituximab o imatinib. La profilaxis del sistema nervioso central se consigue mediante la administración de quimioterapia intratecal y no está recomendada la irradación craneo-espinal. Actualmente se estudia una formulación de citarabina liposomal para esta indicación. El trasplante alogénico sólo muestra beneficios en pacientes de alto riesgo. Respecto a las terapias de rescate, existen pocas opciones y se estudian fármacos nuevos como la vincristina liposomal, asparraginasa pegilada, nelarabina y la clofarabina.
Palabras claves:
  • ASPARRAGINASA PEGILADA
  • CITARABINA LIPOSOMAL
  • CLOFARABINA
  • IMATINIB
  • LEUCEMIA LINFÁTICA CRÓNIC
  • NELARABINA
  • RITUXIMAB
  • TRASPLANTE ALOGÉNICO
  • VINCRISTINA LIPOSOMAL

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.