Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

El pH normal del estómago sirve, entre otras cosas, de protección contra los agentes patógenos. Tanto los antagonistas de los receptores H2 como los inhibidores de la bomba de protones aumentan este pH. Varios estudios han mostrado la existencia en el estómago de una proliferación excesiva de bacterias del tracto gastrointestinal superior. En algunos casos, incluso puede formarse una pneumonía por aspiración en los pulmones de secreciones bucales colonizadas. METODO: este estudio tenía por objeto comparar la frecuencia de una pneumonía en pacientes con o sin tratamiento con antisecretores gástricos. RESULTADOS: la frecuencia de pneumonía en pacientes con antisecretores gástricos fue de 2,45% contra 0,6% en pacientes sin antisecretores gástricos. Se observó una relación significativa dosis-efecto en los pacientes que tomaban varias dosis diarias. CONCLUSION: tanto los antagonistas de los receptores H2 como los inhibidores de la bomba de protones aumentan el riesgo de pneumonía. Probablemente la razón estriba en la inhibición eficaz del ácido gástrico, lo que facilita las infecciones oportunistas por bacterias intestinales y la colonización por partículas virales. COMENTARIO: como muestra este estudio, los antisecretores gástricos - aparte de su eficacia y su seguridad de empleo - suponen riesgos para algunos pacientes. En este grupo de riesgo figuran los pacientes sensibles a las infecciones, como los asmáticos, los pacientes que sufren BPCO, los niños, las personas de edad avanzada y los pacientes con el sistema inmunitario debilitado. Estos grupos de pacientes, según los casos, podrían beneficiarse del sucralfato (ULCOGANT) que no parece actuar sobre el pH gástrico. Estos pacientes no deberían tomar antisecretores gástricos más que en casos realmente necesarios y en la dosis mínima eficaz.
Palabras claves:
  • ANTIACIDOS
  • ANTIHISTAMINICOS H2
  • ANTIULCEROSOS
  • EFECTOS ADVERSOS
  • ESTOMAGO
  • PNEUMONIA
  • RIESGOS

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.