Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La aparición de rechazo agudo en el postransplante inmediato representa uno de los aspectos más importantes en el transplante de órganos sólidos. El rechazo agudo es sin duda uno de los principales factores de riesgo del rechazo crónico, proceso complejo que conduce a un deterioro progresivo, tanto funcional como estructural del órgano transplantado y que finalmente causa la pérdida del injerto. El tratamiento se baso en la triple terapia: tacrólimus ( D inicial 0,075/kg/dia/12h manteniendo concentraciones de 10-15 ng/ml los 3 primeros meses y entre 5-10ng/ml luego); corticoides (500-1000mg i.v. intraoperatorios seguido de 3 dosis 125mg i.v luego seguido de deflazort1-0,3 mg/kg/día el 1er mes, 0,3-0,15 mg/kg/ml a los 3 meses, 0,15-0,10 mg/kg/dia hasta los 12 meses);azatioprina 2-4 mg/kg/día ajustado según toxicidad o micofenolato de mofetilo 1g/12h ajustado para mantener una concentración mínima de 2,5- 4,5 µg/ml. El objetivo del estudio es determinar el intervalo más adecuado de tacrólimus para evitar el rechazo. Se trata de un estudio retrospectivo de todos los enfermos adultos transplantados de corazón en el hospital Reina Sofía de Córdoba entre enero del 2000 y octubre del 2003, 19 en total. La eficacia del tratamiento se evaluó por medio de la confirmación histológica del rechazo agudo con grado mayor de 3A según criterios de la Sociedad Internacional de Transplante de Pulmón y de Corazón (ISHLT). Se hizo un registro de los resultados de las biopsias endomiocárdicas y de los niveles mínimos de tacrólimus en sangre en el primer año postransplante. Los datos fueron analizados por medio de la t de Student, la regresión logística univariante y la curva de ROC. Se encuentran diferencias significativas en la concentración mínima de tacrólimus al día + 5 postransplante en los enfermos que presentaron algún episodio de rechazo en el 1er año respecto a los que no (5,76 ± 3,4 vs 9,66 ± 2,73 ng/ml, p- 0.016). Los niveles de tacrólimus el día +5 fueron el mejor predictor del riesgo de rechazo de un paciente respecto a otro, la diferencia en los niveles de una unidad supone un riesgo mayor de 1,58. Se prueba que unos niveles de 8 ng/ml son los de mayor poder de discriminación con una sensibilidad de 75% y una especificidad del 72,7%, así niveles en el día + 5 de 8 ng/ml disminuyen la incidencia de rechazo de un 33-80% (p-0.055 p exacta de Fisher). En conclusión alcanzar unos niveles adecuados de tacrólimus los primeros días postransplante puede ser esencial para evitar el rechazo del corazón injertado. Así se confirma de nuevo la necesidad de monitorizar los niveles para mantenerlos dentro del rango terapéuticamente efectivo ya que existen muchas diferencia interindividuales en la absorción del tacrólimus.
Palabras claves:
  • Rechazo agudo
  • Transplante de corazón

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.