Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

El empiema consiste en la infección del espacio pleural. Generalmente es una complicación de la neumonía aunque puede deberse también a un traumatismo, cirugía torácica o a la extensión de un proceso supurativo procedente del cuelo o del abdomen. Las tasas de mortalidad asociadas varían del 7 al 33% pero pueden ser incluso del 50% en ancianos y en pacientes con comorbilidades asociadas (diabetes mellitus, cáncer y alcoholismo). Los síntomas son parecidos a los de la neumonía, fiebre, tos y dificultad para respirar. El diagnóstico se realiza por radiografía y tomando una muestra de líquido pleural. En esta muestra se pueden detectar anomalías bioquímicas (disminución del pH y de la concentración de glucosa y aumento en la lactato deshidrogenasa) y habrá que hacer el cultivo microbiológico. En la tuberculosis pleural es típica la presencia de linfocitos en el líquido pleural. El tratamiento del empiema incluye: medidas generales de soporte, tratamiento antimicrobiano y drenaje del abceso. El tratamiento antimicrobiano debe ser empírico hasta tener el resultado del cultivo microbiológico y será diferente según el origen de la infección. Si el empiema es adquirido en la comunidad, el tratamiento bastará con amoxicilina más ácido clavulánico o con cefalosporinas de segunda generación (cefuroxima), mientras que si su origen está en el hospital habrá que cubrir microorganismo más resistentes como MRSA o enterococos con vancomicina. El drenaje del empiema está indicado cuando exista pus, se hayan identificado microorganismos en el líquido pleural o el pH del líquido sea inferior a 7,2. Existen varias técnicas de drenaje (quirúrgicas y no quirúrgicas) que permitirán desbridar el empiema y que el paciente responda mejor al tratamiento antibiótico.
Palabras claves:
  • empiema
  • neumonía
  • tratamiento antibiótico
  • drenaje

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.