Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La hiperplasia gingival asociada a medicamentos es una reacción adversa relacionada con el uso sistémico de varios fármacos del tipo de la fenitoína, ciclosporina y antagonistas del calcio. Estos medicamentos presentan estructuras diferentes, pero tienen en común la acción de inhibir la captación celular de calcio, mecanismo que se considera implicado en la patogenia de la hiperplasia gingival. Por el momento no se conoce con precisión su patogénesis y su etiología es desconocida. Uno de los factores de riesgo que contribuye al desarrollo de hiperplasia gingival es la presencia de placa dental y gingivitis por una mala higiene bucal. Causa dolor al masticar, trastornos del habla, hemorragia gingival, alteraciones periodontales, oclusión dentaria y daños estéticos. Puede afectar hasta un 50% de los pacientes tratados con fenitoína. Se manifiesta en los primeros meses de tratamiento y aparece con mayor frecuencia en niños. Otros antiepilépticos que también se han asociado a hiperplasia gingival, aunque con una incidencia mucho más baja, son: ácido valproico, carbamazepina, fenobarbitona y vigabatrina. La incidencia de hiperplasia gingival asociada a ciclosporina oscila entre un 7% y un 70%. Suele ser reversible después de reducir la dosis de ciclosporina o tras su retirada, aunque esto no es posible en todos los casos. La hiperplasia gingival es uno de los efectos adversos más frecuentes asociados al uso de antagonistas de calcio, en especial a las dihidropiridinas (nifedipino, felodipino, amlodipino), siendo nifedipino el que produce mayor número de casos tras tratamientos prolongados. Se resuelve tras la retirada del fármaco. Otros antagonistas de calcio también se han asociado con hiperplasia gingival, aunque con menor incidencia: diltiazem, verapamilo, amlodipino, felodipino, manidipino, nicardipino y nitrendipino. En el tratamiento y prevención de la hiperplasia gingival es importante evitar, cuando sea posible, el uso de los medicamentos que la originan o reemplazarlos por altertativas que presenten una eficacia similar, así como las medidas higiénicas bucodentales. La gingivectomía se considerará en los casos en los que no sea posible retirar o sustituir el medicamento causante.
Palabras claves:
  • Hiperplasia gingival
  • Antiepilépticos
  • Inmunosupresores
  • Antagonistas de calcio
  • Fenitoina
  • Ciclosporina
  • Nifedipino

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.